Información

Reforma de 2008 hizo “vulnerable” a la CEIG: Julio Sentíes

“Nombrar a un único comisionado convierte vulnerable a la Comisión en aras del pobre individuo”, indicó el ex diputado Julio Sentíes

Por: Carlo Daniel Aguilar González

La reforma de 2008 respecto a la normativa que rige el funcionamiento de la Comisión Estatal de Información Gubernamental (CEIG), al pasar de tres comisionados a uno solo, hizo “vulnerable” a la Comisión frente al Gobierno Estatal, independientemente de la persona que esté al frente del organismo, advirtió Julio Sentíes Laborde, ex coordinador de los diputados del PAN en la LIII Legislatura (2000-2003).

De acuerdo con Sentíes Laborde, impulsor de la Ley Estatal de Acceso a la Información Gubernamental, el perfil idóneo de los comisionados debe consistir en personas ‘equilibradas’ que durante su desempeño no se conviertan ni en “francotiradores” ni tampoco en funcionarios públicos “serviles al gobierno” en turno.

“Nombrar a un único comisionado convierte vulnerable a la Comisión en aras del pobre individuo, el que sea, que tiene que resistir las presiones: no es lo mismo que las repartas entre tres, o entre cinco.

“El reto fundamental de estos órganos está en que sean integrados por ciudadanos respetables que no obedezcan órdenes o consignas, ni de un lado ni del otro, ni que sean francotiradores ni que tampoco sean serviles al gobierno, sino ciudadanos equilibrados. En esa medida los ciudadanos podemos confiar en ellos”, manifestó.

Para el catedrático de la Facultad de Derecho, se necesita crear un tribunal de cuentas al que se le otorgue la categoría de órgano constitucional autónomo, ya que así se fortalecería el cumplimiento en la transparencia y rendición de cuentas del lado de quienes son depositarios de la información.

El tribunal de cuentas debería contar entre sus atribuciones, consideró Julio Sentíes, la posibilidad de sancionar a aquellos servidores públicos que no proporcionen la información.

“El asunto de la transparencia que necesitamos no se termina con una Comisión de Información Gubernamental.

“Mientras no tengamos un tribunal de cuentas que sea independiente, ¿cómo podemos pensar que en este país existe la obligación de rendir cuentas? El sistema actual es ridículo…

“¿Qué sería lo deseable? Que hubiera un órgano constitucional autónomo llamado tribunal de cuentas, que es el que juzga. ‘¿Violó la ley o no? Ésta es la sanción. Aplíquese’. Ahorita son meras recomendaciones”, lamentó el militante del PAN.

“Falta que los ciudadanos sientan suya a la CEIG”

Julio Sentíes consideró que la actual Comisión “ha desarrollado bien” la labor de “pedagogía” hacia los distintos niveles de gobierno.

Es decir, en procurar explicarles y capacitarlos en materia de acceso a la información, sobre todo cuando hay cambios de administración en los municipios, con el propósito de que sus integrantes no caigan en la tentación de pensar que tienen el derecho a “guardarse” determinada información.

“Creo que la Comisión se ha encaminado mucho por el lado de la pedagogía, que cada vez que viene cambio de gobierno, sobre todo los municipios y aquellos que tienen pocos recursos, ir, capacitarlos, concientizarlos y explicarles de qué se trata, cómo pueden cumplir con las obligaciones que establece la ley, que no tienen derecho a guardarse la información.

“Esa labor, considero, la han desarrollado bien, pero creo que falta todavía que los ciudadanos la sientan como suya. Ahí en medio ha venido una bronca, que si costaba o no costaba, también han venido los excesos. ‘Dame todas las copias de todos los contratos, de todos los cheques que haya’.

“‘¿Quién paga estas 10 mil fotocopias?’. ‘No, es que si me las cobras entonces conculcas mi derecho’. La verdad es que a veces piden información ociosa y de más para poder cumplir el derecho. Los recursos no son algo que sobre en este país y en este estado; hay que cuidarlos.”

Gobiernos del PRI, reticentes a la información

–Desde su punto de vista, ¿cuál ha sido el comportamiento del gobierno de José Calzada en el cumplimiento de este derecho?

–Creo que los gobiernos del PRI son reticentes, en general, a la información. Yo los entiendo, porque cuando a mí me tocó estar del otro lado es incómodo que te pongan en la vitrina y que te toque estar informando todo.

No tanto Calzada, sino muchos de sus colaboradores, con la mentalidad priista que los caracteriza son muy reacios, refractarios a ese tipo de cosas.

“Marco Antonio León era el líder moral de los diputados del PRI en 2002”

Respecto al papel que desempeñó Marco Antonio León Hernández en 2002, cuando se impulsó, creó y aprobó la Ley Estatal de Acceso a la Información Gubernamental, su compañero en la LIII Legislatura lo calificó como el “líder moral de los diputados del PRI”, cuando él representaba al entonces Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM).

Asimismo, señaló que León Hernández vio “con muy buenos ojos” la idea de impulsar la ley y la Comisión, que eran temas de agenda de los entonces legisladores panistas.

“Realmente aunque era dizque diputado del PARM, Marco Antonio era el líder moral de los diputados del PRI. Recibió con muy buenos ojos esta idea. Caminó sin problema toda la construcción de la iniciativa y lo que siguió.

“Por eso me sorprendió tanto después de que Marco Antonio se pusiera por el lado de la reforma a la ley, de quitarles ‘dientes’ a los tres comisionados y hablar a favor de que se fusionara con la CEDH, que tiene una función distinta a la de la CEIG.”

–¿Fue lastimada la credibilidad de la CEIG ante la ciudadanía a partir de 2008?

–Yo creo que sí. En primer lugar el mecanismo para que la ciudadanía sienta que un organismo es de ella y para ella es algo que no se puede lograr de la noche a la mañana, se tiene que ir consiguiendo con el paso del tiempo. En un principio cuando arrancó la CEIG el mismo Marco Antonio les insinuó a los periodistas que era para ellos.

“Bueno, pues por supuesto que era para los periodistas en cuanto a ciudadanos que van a comunicarle a los demás ciudadanos qué fue de esto, qué de lo otro, cuál es el presupuesto, cómo estuvo este contrato, cómo estuvo esta legislación, en fin toda la información que pagamos con nuestros sueldos y demás. Somos los que tenemos el derecho a estar informados.

“Éste es un asunto que tiene que ir entrando a la mentalidad de los ciudadanos, el sentir que es un órgano que está a la disposición de ellos.

“En este sentido yo creo que la calidad de la persona que integra la cabeza del órgano influye mucho para que la gente pueda confiar o no.

“Los primeros tres y los segundos tres comisionados que se nombraron eran personas que cubrían ese perfil: ciudadanos comunes y corrientes, sanos, que no eran dirigentes de ningún partido, ni aspirantes o ex aspirantes a cargos públicos, como establece la ley como requisito, y en ese sentido iba creciendo o funcionando.”

A lo largo de la entrevista, Sentíes Laborde exhortó a los ciudadanos a involucrarse en el tema del acceso a la información y en que sientan que la CEIG es “suya».

“Nunca sobra en insistirles a los ciudadanos que éste es un órgano que a nosotros nos toca hacer que funcione, pedirle que nos ayude, pedirle la información adecuada y contar con ella en cuanto a que es mucho mejor tener la certeza o el conocimiento que hacerle caso al rumor”, concluyó.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba