Información

Reforma electoral “maniató” al IFE: Morales Garza

“No es el responsable de todo”, su marco jurídico no contempla como ilegal la compra de votos, indicó la académica

Por: David Eduardo Martínez Pérez / Luz Marina Moreno


La ley electoral es responsable de la falta de equidad durante las pasadas elecciones federales, consideró Martha Gloria Morales Garza, catedrática de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en el marco de la conferencia “Mesa Redonda Balance Elecciones 2012”.

 

“Los instrumentos jurídicos que tiene a su alcance lo tienen maniatado (al IFE) porque quien hace la ley son los partidos, sobre todo el PRI y el PAN que hicieron la reforma 2007-2008. El IFE no es el responsable de todo, tenemos un marco jurídico que no le permite sancionar más que hechos contundentes y en temas específicos”, anotó.

La investigadora señaló que eso genera una situación donde, estrictamente hablando, no existe ilegalidad alguna en el acto de comprar votos. Manifestó que las únicas acciones que puede condenar el IFE son aquellas relacionadas con asuntos de tope de campaña, por ejemplo.

De acuerdo con esta situación, la compra de votos no se considera ilegal porque para el IFE “queda al mismo nivel de convencer a alguien, lo que no está reglamentado, aunque debería estarlo”, indicó durante su intervención en el aula magna de la Facultad de Filosofía.

La académica advirtió sobre la necesidad de generar una reforma que contrarreste esta situación, aunque manifestó que “el IFE está frente a una situación muy complicada en ese sentido debido a los intereses de los partidos”.

Por otra parte, señaló que hubo un fraude “muy claro” durante la pasada elección, aunque insistió en que éste se notó más en la forma en la que se condujeron las casas encuestadoras que en las irregularidades presentes el día de elección.

Para Morales Garza, el margen de error arrojado por las encuestas de dichas casas, superior “por mucho” al margen establecido en modelos estadísticos, es evidencia de que los resultados se manipularon abiertamente y que hubo algo más que una “simple equivocación”.

 

“Científicos sociales” prefieren creerle a Mitofsky que usar matemáticas: Balderas

Germán Espino Sánchez, doctor en Comunicación Política por la Universidad de Barcelona, señaló que el triunfo de Enrique Peña Nieto es en buena medida una consecuencia de la imagen que le fabricaron los medios.

Para el académico, la situación postelectoral es una muestra de cómo se utiliza la comunicación para obtener poder político.

“Televisa le ayudó a construir su imagen de gobernante exitoso y gobernante guapo desde que era gobernador del Estado de México en el 2005. Para esto se valió de empresas filiales y de sus revistas, así como de su relación con La Gaviota”, consideró.

Indicó además que esta manipulación no es “tan obvia” para los intelectuales porque éstos no están sometidos al mismo contenido mediático que ve la mayor parte de la población.

Por su parte, Ángel Balderas Puga, investigador del área de Matemáticas Aplicadas en la Facultad de Ingeniería, señaló que parte de la responsabilidad sobre lo ocurrido en las pasadas elecciones, recae sobre los científicos sociales, por no haberse “atrevido” a utilizar herramientas que sí se usan en las ciencias exactas.

“Cuando empiezan a ver Ley de Benford, números primos, simetría, etcétera, mejor prefieren regresar a lo otro y creerle al IFE o a Mitofsky porque es más cómodo.

“Prefiero llamarles académicos, para mí no son científicos y aquí estoy hablando de Denisse Dresser, Soledad Loaeza, José Paoli Bolio… toda esa gente exhibe que no sabe matemáticas y que no ha tenido la seriedad científica de cuestionar los datos”, argumentó.

Balderas Puga retomó lo señalado por Héctor Díaz-Polanco en su libro La cocina del diablo, donde se cuestiona el silencio de los científicos sociales ante los ‘fraudes’ en las elecciones, siendo éstas diseccionadas por biólogos, físicos y matemáticos.

Indicó que hay un problema cuando los científicos sociales “pretenden que los datos se ajusten a la realidad, en lugar de ajustar la realidad a los datos existentes”.

El investigador aseguró que, al igual que hace seis años, se presentará una crisis de legitimidad con Enrique Peña Nieto, haciendo énfasis en que los mexicanos poseen “el gen del fraude” en conjunto con el “síndrome del avestruz: no veo, no leo, no siento”.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba