Información

Relación entre INE y organismos estatales implicará problemas de coordinación

Así lo sostuvo Arturo Sánchez Gutiérrez, sociólogo y consejero del organismo electoral

Por: Noé Girón

Arturo Sánchez Gutiérrez, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), consideró que la relación entre el INE y los organismos electorales en los estados a partir de que se concretó la reforma político-electoral “no es un problema de jerarquía, sino un problema de trabajo nuevo y de coordinación. No me voy a cansar de repetirlo”.

De acuerdo con el autor de la conferencia magistral “La nueva configuración del sistema electoral mexicano: la coordinación entre el INE y los organismos públicos locales”, realizada en el Auditorio Fernando Díaz Ramírez de la Universidad Autónoma de Querétaro, “los medios de comunicación y el debate público se han centrado en la otra parte. Aquí, nuestro trabajo como autoridad es construir”, profundizó el consejero en la temática sobre la configuración y coordinación del INE y los organismos locales.

Arturo Sánchez expresó que entre las inquietudes que más se presentan respecto al nuevo Instituto, la incertidumbre de cómo se va a hacer las cosas es la principal.

“El INE sí va a tener injerencia en las elecciones locales, y definieron una serie de funciones que tiene que desempeñar el INE para elecciones locales y federales. Pero, segundo punto que también quedó muy claro: siguen existiendo autoridades electorales locales, con autonomía, con capacidad de gestión, que son responsables de la organización de la elección. Ya después queda quién es el jefe, cuáles son las jerarquías.

«No lo veamos como quién manda sobre quién, veámoslo como un grave y muy difícil problema de resolver, de coordinación y colaboración al que no hemos estado acostumbrados al 100%. Y ese es quizá el punto más difícil de entender, porque en la política mexicana estamos acostumbrados a decidir quién manda y toma las decisiones.

“Ahora, el sistema electoral novedoso nos dice que hay dos autoridades, de dos niveles distintos, que tienen que colaborar y coordinarse juntos para poder resolver un objetivo común: elecciones federales y locales en perfecta paz, armonía, sin ninguna interferencia de ningún otro autor, bien fiscalizadas y bien organizadas. Los invito a pensar en un cambio de cultura electoral”.

Fiscalización efectiva, otro problema potencial

El también sociólogo explicó que esta coordinación entre el nivel federal y estatal ya ocurría desde el periodo del IFE, pero que ahora se tiene que lograr una mayor coordinación; expuso, por ejemplo, la coordinación necesaria para lograr la “casilla única”, que traería beneficios para el Instituto, pues su implementación podría reducir costos y uso de papel.

La fiscalización fue otro de los temas que abordó Arturo Sánchez durante su conferencia magistral; cuestionó el hecho de que los legisladores hayan cargado la responsabilidad de vigilar los procesos en todo el país, pues esto representa una problemática debido a la extensión del territorio.

Refirió otras acciones que se tiene que tomar con respecto a la fiscalización: «Hacer lo que dice la ley y la Constitución: un sistema de cómputo que nos permita registrar los movimientos de ingresos y egresos de los partidos más ágilmente. Existe una nueva concepción en la ley cuando se habla de fiscalización.

“Si se trata de partidos políticos nacionales, no los podemos fiscalizar como si fueran 32 partiditos; si son partidos políticos nacionales, tienen que hacerse corresponsables de las finanzas a nivel nacional. Porque nos pasaba -y ocurre- que en un estado y otro tienen diferentes formas de fiscalización. Tienen que hacerlo a nivel nacional”, manifestó.

Finalmente, el consejero electoral expresó cuál será la labor del Instituto y los consejeros para lograr que el objetivo del INE: garantizar elecciones ordenadas y claras, y que se cumpla con la colaboración de sus integrantes y de los partidos políticos.

“Más que pensar en otro tipo de problemas, lo que nosotros –INE- tenemos y deberemos empezar a compartir y difundir es la tarea de elaborar reglamentos, lineamientos y criterios muy claros, que serán los que se estarán aplicándose en todas las elecciones del país, el año que entra, y en cada estado; y (que sea) compatible a las leyes de cada estado para que la entidad haga su responsabilidad y nosotros hagamos la nuestra.

“Nos quedan 94 días para que inicie el proceso electoral y 338 días para la elección, quítenle sábados y domingos; más nos vale empezar a meternos en esto”, concluyó.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba