Información

Represión de la protesta en Querétaro: ¡No es sequía! ¡Es saqueo! Protestan contra violencia de Kuri en Escolásticas y 5 de Febrero

Activistas, comunidades indígenas y ciudadanía en general llevaron a cabo una jornada contra la represión, violencia de estado y violaciones a los derechos humanos en Querétaro. Esto ocurrió ayer domingo 9 de junio, día que aprovecharon para conmemorar la represión de defensores del agua en avenida 5 de Febrero (2022) y las agresiones contra habitantes de Escolásticas, Pedro Escobedo (2023)

«El agua es vida y la vida se defiende» fue el mensaje de esta movilización en la cual se destacó la «violencia extrema del Estado contra las comunidades indígenas, barrios originarios y colonias organizadas, quienes defienden el territorio, el agua y la vida”.

La jornada se centró en el recuerdo de dos dolorosos episodios de represión. El 10 de junio de 2022 se organizó una concentración pacífica frente a la Comisión Estatal de Aguas (CEA). «Estábamos pidiendo diálogo, pero respondieron con violencia», recordó una activista. La manifestación sobre 5 de Febrero fue brutalmente reprimida y resultó en la detención arbitraria de tres defensores del agua.

El 13 de junio de 2023, en Escolásticas, municipio de Pedro Escobedo, la represión policial resultó en la detención de 11 personas. «Nos defendimos porque quieren arrebatarnos nuestros manantiales, pero ellos respondieron con más violencia», comentaron los denunciantes, quienes destacaron que “gracias a la lucha organizada, la CNDH emitió una recomendación condenando estas graves violaciones”.

Durante la jornada se condenó el acuerdo del 22 de enero de 2024 entre Andrés Manuel López Obrador y Mauricio Kuri González en materia de seguridad, el cual, según los denunciantes, perpetúa la violencia y la represión. «El presidente y el gobernador celebran acuerdos que sólo traen más sufrimiento a nuestras comunidades. Aplauden el saqueo y la violación de nuestros derechos», añadió un representante del Concejo Autónomo de Santiago Mexquititlán.

En un acto simbólico, los manifestantes quemaron representaciones de la violencia de Estado, es decir, patrullas y pipas de cartón. Las organizaciones exigieron que se cumplan los acuerdos firmados con la comunidad otomí en Santiago Mexquititlán y la derogación de la ley que privatiza los servicios de agua. «No vamos a parar hasta que nuestras demandas sean escuchadas», afirmaron los líderes comunitarios.

También pidieron el cese del hostigamiento a la Comunidad Otomí Residente en la Ciudad de México y la libertad de presos políticos. «Exigimos justicia para nuestros compañeros y compañeras que han sido injustamente encarcelados por defender sus derechos», expresó un manifestante.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba