Información

Respuesta ‘tachoneada’ de IEQ es muestra de opacidad: Locallis

Por: Fernando Trejo Lugo

La respuesta del Instituto Electoral de Querétaro (IEQ) a la solicitud de acceso a la información en la que se pedía conocer nombres y montos de consejeros y personal que recibieron un finiquito de diciembre de 2010 a la fecha (Tribuna de Querétaro 705) constituye una muestra de “opacidad”, consideró Jaime Netzáhuatl Jiménez, socio fundador y titular del área de transparencia y rendición de cuentas de Locallis (organización civil dedicada al desarrollo local).

El IEQ entregó información incompleta y tachada que ocultaba nombres, montos y datos de lo solicitado, acción que, presuntamente, implicaría una violación al Derecho de Acceso a la Información Pública (DAIP).

“Diría que sí hay una opacidad en este sentido. Habría que observar, ver otros elementos como para poder juzgar que la institución en su conjunto está siendo opaca”, refirió Netzáhuatl Jiménez.

“Me parece que sí están incumpliendo, en términos de estar ocultando los nombres, porque -finalmente- hay una estructura, existe o debería haber un directorio de quiénes son las personas que pertenecen a la institución”, señaló.

El catedrático de posgrado en la Facultad de Psicología de la UAQ aseguró que cuando los sujetos obligados a rendir cuentas van a ocultar cierta información deberían, al menos, ofrecer las razones por las cuales lo hace.

Consideró que existen razones por las que quizá el IEQ decidió mantener los nombres en el anonimato, ya sea porque “esta información pudiera ser un elemento atractivo para maleantes: saben quién es, saben cuánto le dieron; por lo tanto, es atractivo para la delincuencia este tipo de personas”.

“(Por otro lado) me parece que se trata justamente de evitar que el que está solicitando la información se dé cuenta que los nombres de las personas, que los apellidos de las personas los conectan con otras, con alguien que está dentro del instituto, con alguien que estuvo dentro del instituto”, advirtió el especialista en rendición de cuentas.

Recordó que, de acuerdo con la Ley de Acceso a la Información gubernamental del Estado de Querétaro, “está normado que todo el recurso tiene que ser transparente en términos de a quién se le entrega y en qué se gasta ese dinero”.

“Hay que seguir el principio de máxima publicidad: que todo recurso público que no se demuestre que es confidencial, que es reservado y que no se den los argumentos para catalogarlo de una u otra manera, tendría que estar a la vista pública, al alcance de todo ciudadano”, indicó.

Jaime Netzáhuatl, quien tiene una maestría en Ciencias de la Educación, afirmó que el IEQ, además de cumplir con sus objetivos centrales, debe atender sus obligaciones por ley.

“Evidentemente, tienen una tarea social qué cumplir. Por el otro lado, tienen una obligación que tienen que acatar, que es el asunto de la transparencia y la rendición de cuentas”, explicó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba