Información

Revocación de mandato: Necesario que la ciudadanía se apodere de la democracia, destacan en foro

La revocación de mandato es un derecho de la ciudadanía, que debe surgir desde ésta hacia el gobierno, coincidieron las expertas del Foro Virtual de Discusión Estatal de Revocación de Mandato 2022 en el estado de Querétaro, quienes observaron que, en los hechos, el ejercicio del próximo 10 de abril surgió desde el partido del presidente de México.

Reconocida en el artículo 35 de la Constitución del país, la revocación de mandato es “un instrumento de rendición de cuentas vertical”, manifestó María Pérez Cepeda, consejera presidenta provisional del Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ), quien enfatizó en la importancia de que sea un proceso vertical: de la sociedad hacia el poder político, puesto que es una forma de empoderar al ciudadano y permitirle tomar decisiones democráticas, así como de moderar situaciones de hiperpresidencialismo o la concentración excesiva de facultades en el poder Ejecutivo.

Por su parte, Marcela Ávila-Eggleton, directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), indicó que, si bien los partidos políticos son una parte fundamental en la democracia representativa, es necesario ponerles “un freno” con el fin de que la ciudadanía realmente se apropie de la democracia.

Calificó el origen de esta revocación como un “capricho” del presidente de la República, ya que las organizaciones que buscaron las firmas para que se concretara, fueron parte de los partidos aliados a Morena o cercanos a este. En ese sentido, señaló que las iniciativas ciudadanas son las que deben incentivar este proceso al ponerse en la mesa de debate; que se toquen temas de interés social en las consultas.

Por su parte, Gabriela Moreno Valle Bautista, catedrática del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), recalcó que este mecanismo horizontal amplía el derecho de participación ciudadana. Además, enfatizó en que debe involucrarse toda la población mexicana, no solamente ciertos grupos sociales, pues caería en “clientelismo”: “no cabe una democracia real sin la participación de todos los sectores de la sociedad”.

Necesario revitalizar la democracia representativa

Como parte de los retos a superar, Pérez Cepeda manifestó la necesidad de implementar una “cultura democrática” que consista en reforzar las campañas de educación civil, es decir, “revitalizar” la democracia representativa, y obligar a los representantes a responder de mejor forma a las demandas de una sociedad “plural y compleja”: “la ciudadanía debe asumirse no solo como espectadora, sino como actora dinámica de la esfera pública”.

Otra de sus propuestas fue el uso de herramientas tecnológicas para incrementar la eficiencia y economizar estos procesos, así como los electorales. Un ejemplo que sugirió fue la digitalización del voto por medio de urnas electrónicas, para lo cual se requiere de cierta flexibilidad en el proceso y confianza en la ciudadanía: que haya seguridad en el mecanismo, transparencia e inviolabilidad en el voto.

Ávila-Eggleton recordó que se necesita por lo menos el 40 por ciento de participación ciudadana en el ejercicio de la revocación de mandato; es decir, de 37.3 millones de votantes, 7.2 millones más de aquellos que votaron por Andrés Manuel López Obrador en las elecciones de 2018. De lo contrario, el ejercicio no sería “vinculante”.

Por último, las tres expertas coincidieron en que la ciudadanía no tiene por qué temer a ejercer su derecho al voto, ya que el INE, como organismo autónomo, “garantiza” el respeto de la decisión ciudadana. Recalcaron que, durante el proceso de elección, será la misma ciudadanía encargada de velar por la protección del voto. Moreno Valle exhortó a la población a ejercer su derecho de voto; insistió en “sí acudir [a votar], sí fortalecernos, sí empoderarnos como ciudadanía”.

Cecilia Gabriela Velázquez

Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro. 23 años; amante del rock clásico.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba