Información

Río Querétaro: revivir su cuenca está en manos de la ciudadanía

El Plan de Gestión y Manejo Integral de la Cuenca del Río Querétaro busca organizar actividades de forma responsable acordes al contexto ambiental y social del territorio.

El documento presenta “actividades, procesos y posibilidades de intervención orientados a la recuperación de las condiciones de integridad de la cuenca” para asegurar su viabilidad hídrica. La cuenca se conforma de 15 municipios, de entre los cuales los más grandes son los de la zona metropolitana de nuestro estado y los Apaseos en Guanajuato.

En entrevista con Tribuna de Querétaro, Tinoco destacó que este plan incorpora una participación ciudadana más amplia desde la preparación misma del documento, a diferencia de otros documentos con mínima participación.

Por su parte, Claudia Romero Herrera, vocal de los grupos ambientalistas, también señaló que este plan representa una oportunidad para los queretanos, pues promueve la prosperidad sin deterioros adicionales. Además, apunta a reducir la dependencia de fuentes externas costosas en términos sociales, ecológicos y económicos.

Ambas vocales coincidieron en que el plan se compone de una mitad de ciudadanía involucrada y otra de representantes institucionales municipales y estatales. Aunque hubo participación de ambos sectores, Romero Herrera destacó que la sociedad civil impulsó fuertemente el proceso, mientras que el gobierno colaboró activamente.

Claudia Romero, vocal de la sociedad civil en la Comisión de Cuenca, subrayó la importancia de la «voluntad política» y la cooperación para la realización efectiva del plan, aunque mencionó que la financiación no debe depender únicamente de fondos estatales, buscando recursos propios para minimizar obstáculos.

Por otro lado, Clara Tinoco señaló el reto de la administración territorial frente a las cuencas, que trascienden límites estatales y municipales, provocando desafíos en la gobernanza.En cuanto al derecho humano al agua, ambas coincidieron en que Querétaro enfrenta obstáculos debido a la falta de un marco legal específico que garantice su cumplimiento, y a una visión limitada del agua como servicio y mercancía.

El plan busca restaurar la cuenca y sus componentes a través de varias acciones, entre ellas ajustes y actualizaciones al marco normativo, pero también la restauración de zonas de vegetación degradadas. Busca además ofrecer asistencia a agricultores para que mejoren las prácticas de conservación de agua. Al mismo tiempo, propone generar reglas de aprovechamiento y explotación del líquido junto a los usuarios del agua.

Otro eje importante es la seguridad hídrica ambiental y humana. Uno de los puntos más importantes es convertir áreas urbanas en áreas «esponja» que sean resilientes al cambio climático y desarrollar sistemas de alerta temprana de infraestructura de reducción de inundaciones.

El saneamiento del agua residual, permitir el saneamiento de mantos acuíferos y fortalecer la participación ciudadana son otros puntos importantes del documento elaborado por la Comisión de Cuenca.

– ¿Cuáles son los obstáculos en Querétaro para que el derecho humano al agua sea respetado?No hay todavía un marco legal que cumpla con los criterios específicos del cumplimiento del derecho humano. Además, es crucial conservar las fuentes de agua y los ecosistemas que las sostienen, para asegurar su calidad y cantidad adecuadas tanto para las personas como para el ambiente.

– ¿Dentro de este plan existe algún opositor, algún conflicto?

Hasta ahora no hemos detectado oposición significativa. Nuestro enfoque es lograr una participación funcional y asegurar que el plan perdure más allá de cambios administrativos, mediante un grupo colegiado que supervise su implementación a largo plazo.

– ¿Consideran que en el estado existe una buena educación ambiental que posibilite que este plan se desarrolle?

Falta mucho por avanzar en educación ambiental. Es necesario cambiar la percepción de que la educación ambiental se limita a talleres de reciclaje, hacia un enfoque más amplio de sustentabilidad que involucre a todos los sectores en la toma de decisiones sobre el manejo del agua.

– ¿Qué significa para la sociedad queretana esta rehabilitación de la cuenca?

Representa una esperanza de prosperidad y la posibilidad de reducir la dependencia de fuentes externas costosas. Además, es una oportunidad para revertir el modelo de manejo actual que está afectando negativamente la calidad de vida de las personas a largo plazo.

Daniel Mena

Estudiante de la licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro. Reportero de Tribuna desde 2024.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba