EspectáculosInformación

¿Sabrías mi nombre si te viera en el cielo? Tears in Heaven de Eric Clapton

Era marzo de 1991, Clapton y su hijo Conor de cuatro años habían pasado todo el día juntos, se propuso a estar más presente en la vida de su hijo, Conor se encontraba de paso por la ciudad de Nueva York junto a su madre Lory del Santo; era la primera vez que se lo llevaba solo, recorrieron Manhattan donde en Long Island encontraron el circo que tanto estaban buscando. La función terminó y un Conor contento regresaba con su madre.

En la mañana del día siguiente, el conserje estaba limpiando las ventanas, eran ventanas grandes que llegaban del piso a la pared, mientras las limpiaba, Conor se encontraba jugando a las escondidas con la niñera, en aquel departamento del piso 53. Su madre y el conserje hablando del peligro que era limpiar las ventanas, cuando de pronto Conor entró corriendo directo a la ventana y cayó hasta llegar a la azotea de un edificio próximo del que se encontraba. Durante 49 pisos se desplomó hasta caer en ese edificio.

A las once de la mañana Clapton fue avisado por Lory de que su hijo estaba muerto. Clapton con duda de lo sucedido le preguntaba, ‘¿Estás segura? ¿Cómo puede estar muerto?’. Mientras se dirigía al edificio, vio la ambulancia y a la policía, inseguro de sus movimientos el músico entró y por el ascensor se dirigió al piso donde estaba Lory, ella estaba desquiciada y fuera de sí; sin reacción aparente, lo único que pudo hacer Clapton fue contestar las preguntas que tenían los oficiales y ante la negación de Lory por ir a reconocer el cuerpo, tuvo que ir él. En el momento que vio su cara lo único en lo que podía pensar fue: ‘No es mi hijo, se parece a él, pero él se ha ido’.

Clapton estaba devastado, lo carcomía la idea que él como padre no había pasado casi nada de tiempo con su hijo, pensando que sus mejores días eran esos en los que visitaba a su pequeño Conor junto a su madre. Completamente aislado, ya no podía concentrarse en la música; dejó su vida en Nueva York y se dirigió a Inglaterra, comprando casas buscando alguna razón o alguna respuesta hacia su dolor. Con una guitarra era la forma en la cual él expresaba ese momento, cuenta que, al momento de escribir la canción, su mente lo regresaba a ese día y a su vez una pregunta recurrente que tenía desde el fallecimiento de su abuelo ‘¿De verdad nos volveremos a ver?’. ‘Tears in Heaven’ nació como una canción de desahogo, realmente este tipo de canciones las guarda, son una expresión, un momento.

La canción fue lanzada junto al álbum ‘Rush’ de 1992. Con el dolor y la vista nublada de sí algún día se volverán a ver. ‘Tears in Heaven’ funciona como alcohol a la herida, no intenta solucionar, ni apaciguar el dolor, es más la esperanza de un padre para reencontrarse con su hijo y preguntarle: ¿Sostendrías mi mano si te viera en el cielo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba