Información

San Francisquito: En pie de lucha para ser reconocidos como barrio indígena

“Queremos ser reconocidos ante las instituciones como barrio indígena urbano”, subrayó Rafael Tellez, danzante conchero y miembro de la Confederación Indígena del Barrio de San Francisquito, durante la Asamblea General con motivo de los dos años del arranque del proceso jurídico para ser reconocidos como barrio indígena.

Frente a la parroquia de la Divina Pastora, en la calle 21 de Marzo, se llevó a cabo la Asamblea General de la Confederación Indígena del Barrio de San Francisquito, a la que asistieron mesas de concheros, talleristas, tianguistas, personal de instituciones, vecinas y vecinos del lugar.

El 27 de enero de 2019 se conformó la Asamblea del Barrio de San Francisquito, la cual tiene por objetivo fortalecer “la cultura, identidad, tradiciones y el tejido social”, así como interceder en la defensa del “territorio y culturas frente a la gentrificación y el despojo”, según se lee en su balance de trabajo.

Si bien el proceso para reconocer al barrio como una comunidad indígena urbana dio inicio desde mediados del 2019 (Tribuna de Querétaro,986), hasta el momento, sólo el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha reconocido el nombramiento, explicó Rafael Tellez.

“Realmente al gobierno no le importan nuestras tradiciones, solamente le importa la parte material y económica, nuestro barrio está en peligro de perder su identidad como barrio indígena”, afirmó Andrés Maldonado, jefe de la danza de concheros.

Es por ello, que se tiene el objetivo de recolectar firmas y hacer la petición de que se agregue a San Francisquito en la Ley de Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Querétaro, lo cual se considera que ayudaría a cuidar y proteger el territorio, así como también permitiría obtener una garantía de autodeterminación.

Rafael Tellez, rememoró que como sociedad organizada ha sido posible detener “los proyectos gentrificadores”, ya que mediante manifestaciones pacíficas en compañía de vecinas y vecinos, “amigos de la ciudad, colectivos y comunidades hermanadas en el sentimiento de despojo”, se logró poner un alto al eje Zaragoza.

“Pedimos el apoyo de todos para que San Francisquito sea considerado dentro de la ley como una comunidad indígena con los beneficios que eso representa“ y así, “lograr el respeto que merecemos como originarios, como tradición, como comunidades” recalcó Andrés Maldonado.

Katia Santoyo

Estudiante de la licenciatura en Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Autónoma de Querétaro. En proceso de la formación conjunta socióloga en periodismo. Reportera de Tribuna diario desde enero de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba