Información

San Francisquito: Olvidan legisladores el proyecto de barrio indígena

La declaratoria del barrio de San Francisquito como barrio indígena sigue congelada en la Legislatura del Estado, pese a ser un proyecto impulsado por el propio Ayuntamiento de Querétaro y apoyado por algunos sectores de la comunidad.

El 21 de marzo de 2023 el Ayuntamiento de Querétaro aprobó la iniciativa para reformar la Ley de Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Querétaro y añadir al Barrio de San Francisquito al artículo 3 fracción XII y con ello sea reconocido como Barrio Indígena.

Este proyecto fue enviado a la Legislatura del Estado, donde sigue sin llevarse al pleno para su votación.

Camila Vera, integrante de la Confederación Indígena del Barrio de San Francisquito, expresó que desde hace tres años se está trabajando en el proceso legal y lo único que se busca es que se incluya al barrio para que las personas que participan en las tradiciones, como la Danza Cochera, pueda acceder a los derechos de las comunidades.

Asimismo, dio a conocer cómo se han avanzado en dicho proceso: “ya tenemos un dictamen que nos hizo el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ellos como los expertos de la cuestión antropológica, etnográfica nos emitieron un dictamen diciendo que reconocen o identifican que San Francisquito tiene todas las características para poder ser reconocido como Barrio Indígena”.

De igual forma mencionó que actualmente quien está a cargo del asunto es Liz Selene Salazar, presidenta de la Comisión de Gobernación, Administración Pública y Asuntos Electorales, misma que les informó se trata de un tema complicado: “ahorita quedó al pendiente que Selene nos informe cómo le van a dar seguimiento a esta solicitud, pero pues bueno, la ley es muy clara a veces parece que los propios legisladores no la han leído, lo único que se necesita es la autoadscripción, que cumplas con los requisitos que se mencionan” señaló.

Finalmente mencionó que una de las complicaciones es porque se trata de un barrio incrustado en la urbe, sin embargo, en la ley no interfiere y en caso de tener conflicto, se debe solicitar un peritaje antropológico para saber si pueden ingresar a la ley, el cual ya tienen por parte del INAH “no estamos en contra de que ellos hagan eso, si necesitan más evidencia de por qué incluirnos estaríamos de acuerdo en que la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) venga y haga todo lo que necesitan hacer” concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba