DestacadasInformación

Seguridad: Con Kuri, una gran narrativa, pero carente de estrategia

Ante la falta de estrategias para combatir la inseguridad en Querétaro, el gobierno estatal se ha centrado en controlar una narrativa de control de la situación, con fines político-electorales, planteó David Saucedo Torres, consultor y especialista en seguridad, en el panel Panorama de la seguridad, realizado en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPS) campus Cadereyta.

«Los gobiernos sucesivos del Partido Acción Nacional han construido su narrativa (…) de un esquema exitoso en materia de seguridad, entonces todo aquello que afecte esa narrativa, que empañe ese discurso, evidentemente viene de afuera, de agentes externos, porque como todo está bien en Querétaro y los gobernantes del PAN de Querétaro lo hacen todo bien, entonces si algo ocurre viene del lado oscuro de la fuerza».

Saucedo Torres también comentó que, en zonas colindantes específicas de Querétaro con Guanajuato, como la zona de los Apaseos, los homicidios se cometen en ambos estados, pero los cuerpos se arrojan en Guanajuato, lo que reduce las cifras oficiales de Querétaro.

Finalmente, Saucedo hizo un llamado a las autoridades para reconocer la presencia de los diversos grupos del crimen organizado en el estado, que debido a su delimitación no han tenido conflicto entre ellos; sin embargo, no descarta la posibilidad de que en futuro pueda suceder una disputa por el territorio si no se implementan estrategias de prevención.

La actual ola de violencia que enfrenta México se fundamenta en tres pilares: la guerra civil entre cárteles a nivel nacional, la militarización del gobierno federal y el combate de las fuerzas estadounidenses contra la distribución del fentanilo explicó Saucedo.

En su visita al campus Cadereyta de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) para el foro La 4T a discusión, el doctor en Seguridad Nacional por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) expuso que existen distintas narrativas para explicar la violencia que atraviesa México actualmente.

En un principio, comentó que el panorama de inseguridad se debe a una guerra civil entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa en varios estados de la República, entre ellos Michoacán y Guanajuato, ambos colindantes con Querétaro.

Este conflicto entre ambos grupos se debe a la disputa por el ‘control de los mercados locales de narcomenudeo’ y a la ‘ruta de trasiego’ (los caminos para distribuir productos ilegales) a Estados Unidos’, explicó.

Saucedo Torres apuntó además que la transición política a un gobierno de izquierda en 2018 también contribuyó al aumento de la violencia en el país, pues priorizó la militarización como estrategia principal para combatir el crimen organizado. Después de al menos tres años de una política de ‘amnistía’ hacia los grupos criminales, el gobierno federal modificó su estrategia y volvió al ataque.

Sin embargo, ante el nuevo panorama de confrontación entre las fuerzas armadas mexicanas y los grupos del narcotráfico, estos últimos han aumentado la importación de armamento para enfrentar tanto al Ejército como a la Guardia Nacional. David Saucedo remarcó que esta nueva estrategia no surgió por iniciativa propia, sino a partir de la presión de Estados Unidos:

«Debido a la presión de Washington esto empezó a cambiar [la antigua estrategia], más o menos hace un par de años que se da con un episodio conocido popularmente como el ‘Culiacanazo’ (…). ¿Hay una estrategia de combate de la 4T al narcotráfico?, sí la hay, pero no es una estrategia de combate al narcotráfico en México, sino que es una estrategia de combate al narcotráfico que impacte directamente a la seguridad de los Estados Unidos».

En respuesta a las medidas impuestas por el gobierno estadounidense, el gobierno mexicano intensificó la vigilancia en los principales puertos de entrada de precursores químicos del fentanilo. Además, como parte de estas medidas, el gobierno federal negoció con el Cártel de Sinaloa la reducción en los envíos de fentanilo a la frontera este de Estados Unidos.

Esta negociación se llevó a cabo en el contexto de las actuales campañas en Estados Unidos, donde los partidos Demócrata y Republicano debaten sobre las mejores estrategias para combatir el tráfico de drogas y la migración, externó Saucedo Torres.

Posteriormente, mencionó que, tanto el análisis del gobierno estadounidense como el de catedráticos y analistas, coinciden en que la estrategia del gobierno mexicano para combatir la inseguridad «es un desastre», por lo que han solicitado que los narcotraficantes purguen sus condenas en Estados Unidos, ya que argumentan que el sistema penitenciario mexicano es «corrupto y poroso».

Por otro lado, Saucedo mencionó que, a pesar del fracaso de la estrategia federal contra el crimen organizado, los gobiernos estatales de Morena han aumentado durante las últimas elecciones. Según su análisis, esto se debe a que los candidatos de Morena han logrado manejar una narrativa que culpa a los gobiernos estatales en materia de seguridad, lo que les ha permitido sucederlos en el poder.

Kevyn Mascott

Queretano || Estudiante de la UAQ || Reportero de Tribuna de Querétaro desde tiempos pandémicos || Repostero en surgimiento || Comprometido con la veracidad || 'The sun will raise and we will try again'. #StayAlive

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba