Información

Sí ocurren desapariciones forzadas en Querétaro: Federico Mastrogiovanni

El colaborador en medios como Gatopardo y Latinoamérica también aseguró que no le sorprendería que en la entidad existieran conexiones entre políticos y criminales

Por: Eduardo Sánchez

“Sí se dan desapariciones y desapariciones forzadas en Querétaro. Es un clima de impunidad generalizado. Puede ser que en un lugar específico no haya ciertos recursos, pero como ciertos delitos no se castigan, cualquiera se siente libre de hacer lo que quiere”, aseguró Federico Mastrogiovanni, periodista italiano con residencia en México y autor del libro “Ni vivos ni muertos” además de colaborador en medios como Gatopardo y Latinoamérica.

Entrevistado en el marco de la presentación de su libro en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ, el periodista, que ha abordado en sus libros temáticas de derechos humanos, señaló que no sería una “sorpresa” que en estados como Querétaro existan nexos entre los entes gubernamentales y el crimen organizado.

“Pienso que hasta en los lugares en donde se percibe un nivel de seguridad más alto pueden existir conexiones entre la clase política y el crimen (…) es algo que no me sorprendería si fuera así”, manifestó.

De acuerdo con cifras reconocidas por la Procuraduría General de Justicia (PGJ), durante los cinco años de gestión de José Calzada Rovirosa se tienen registradas 200 desapariciones en la entidad; sin embargo, extraoficialmente se habla de, mínimo, 500 casos.

“En comparación con otros estados es menos impactante, pero siguen siendo muchos. Considero que también el clima de impunidad que se da, el hecho de saber que nadie te va a castigar, hace que cualquiera se sienta libre de cometer un delito tan grave como la desaparición de personas”, refirió.

Si bien cuando al hablar de desapariciones “forzadas” hace referencia a una complicidad, directa o indirecta, de los órganos estatales y los grupos delictivos, Federico Mastrogiovanni rechazó que ya exista un narcoestado en México.

“Pienso en una situación en la que existen muchos elementos que contribuyen a que se genere y se deje pasar esta práctica. Por otro lado, no hay una repuesta adecuada; aunque existan estrategias de contención o de lucha, no son suficientes y no están funcionando.

“También se podría cuestionar la forma en la que se está enfrentando el tema, y las organizaciones de familiares de víctimas son las que tienen el pulso de esta situación y las que dicen ‘no, la situación no está mejorando’”.

El Estado y la prensa culpan injustificadamente a las víctimas

De acuerdo con el periodista italiano, tanto el Estado como —en ocasiones— la prensa culpan a las víctimas de las desapariciones, sin tener razones para hacerlo. Para Mastrogiovanni, la responsabilidad principal es del Estado, que debe garantizar la seguridad de la población.

 

“Por un tema de generalizada criminalización de las víctimas, es muy fácil culparlas de lo que les pasó y esto hace también que se perciba como una responsabilidad individual de la víctima, y no del Estado, de las instituciones que, al contrario, deberían cumplir con su deber de proteger a la población.

 

“(Hay responsabilidad) de muchos elementos del Estado —aunque no estén involucrados— pero también de la prensa, que en lugar de buscar las respuestas y buscar realmente cuáles son las razones de las desapariciones de personas; es mucho más fácil culpar a las víctimas, decir que andaban en malos pasos, decir que pertenecían al crimen organizado, decir que algo tenían que ver con alguien malo, y así desresponsabilizarse.

 

“El punto ahí es que las instituciones tienen que tomar su responsabilidad y la prensa tiene que hacer su trabajo, buscar las historias, buscar la verdad y no hacer un juicio mediático sin tener derecho alguno”, explicó.

Con respecto a los vínculos o alianzas que existe entre la clase política y quienes se dedican a esta práctica delictiva, el periodista italiano enfatizó que se trata de “negocios”.

– ¿Por qué se da esta relación, entonces; qué motiva o qué lleva a las alianzas, a la intromisión?… ¿Cuáles son las causas?

– Son tener más poder, dinero, más control, siempre son las mismas. La causa por la que la clase política se asocia con grupos criminales es porque hacen negocios: es una cuestión de negocios. Mientras más ilegal o ilícito es el negocio, más rinde; y, además, donde hay dinero… normalmente, en nuestros países, también hay presencia de mafia. Por eso no me sorprende.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba