Información

Sin ventajas, actuales consejeros del IEQ

El INE podrá remover más fácilmente a consejeros que no cumplan expectativas, explicó Ruiz Saldaña

Por: Fernando Trejo Lugo

José Roberto Ruiz Saldaña, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), señaló que la “experiencia” de los actuales consejeros del Instituto Electoral de Querétaro (IEQ) no implica ventaja a su favor para el nuevo proceso de designación de consejeros locales.

“La experiencia electoral es uno de los rubros a calificar y no lo es todo; entonces, tampoco se puede decir que se tenga ventaja”, consideró.

Entrevistado en el Centro Integral de Medios (CIM) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ, Ruiz Saldaña recordó que con las nuevas atribuciones del INE ahora será más simple remover consejeros que no actúen conforme a la ley o no cumplan las expectativas que se tiene de una autoridad electoral.

“Todos los consejeros designados también podrán ser removidos por el Consejo General del INE. Entonces, lo que va a ser garantía –realmente- de un desempeño profesional es que cuando ya estén en la función se apeguen estrictamente a los principios rectores de la función electoral.

“Antes (las remociones) eran por juicio político; generalmente, los juicios políticos son por dos terceras partes del Congreso, (por eso) es difícil que se den o se dieran remociones de consejeros electorales locales por juicios políticos. Sin embargo, ahora en el INE -a través de procedimientos estrictamente legales- a mi parecer, puede ser más efectivo para remover consejeros si incumplen la ley”, refirió.

Puntualizó que los actuales consejeros del IEQ, que fueron electos por menos de dos terceras partes del Congreso (17 diputados de la LVI Legislatura, de un total de 25), como lo exige la ley, podrían concursar para ser designados nuevamente. Sin embargo, la evaluación será más rigurosa.

“Los actuales consejeros pueden presentarse, aspirar, intentar ser designados, sometiéndose a las mismas reglas de todos. No sé qué vaya a ser mejor para ellos, porque hay que considerar que también van a estar expuestos a un escrutinio severo, dado que los partidos podrán aportar elementos para la evaluación y si ésta no es benéfica, ahí se podría manifestar. No sabemos cuántos vayan a poder repetir, todo dependerá de la evaluación”.

El Estado no tiene estrategia para fomentar la participación ciudadana

De acuerdo con el doctor en Estudios Avanzados en Derechos Humanos por la Universidad Carlos III de Madrid, al Estado mexicano le ha faltado una estrategia para fomentar la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, situación que continúa siendo un pendiente en la democratización del país.

“No ha habido, por parte del Estado mexicano, una estrategia, una decisión decidida de mantener, de crear -más bien- una participación ciudadana en los asuntos públicos; más que sujetos, es el resultado de una trayectoria histórica que como país hemos vivido”, recordó.

No obstante, confió en que el interés de las generaciones de jóvenes y el uso que hagan de las tecnologías va a generar mayor participación en los asuntos de interés público.

“Va a venir no tanto porque algunos estemos insistiendo en el tema sino porque, por sí mismos, a los jóvenes les va a surgir esa inquietud por participar, las redes sociales van a ser muy útiles para este tema: con un tuit se podrá denunciar una acción de algún gobernante; y cuidado, porque podrá tener efecto multiplicador o un video en Youtube”, explicó.

El académico, que tiene un diplomado en Justicia Electoral, enfatizó la importancia de que los ciudadanos entiendan que la democracia implica más cosas que solamente ir a votar, que no es únicamente informarse respecto a quiénes son los candidatos y sus propuestas sino participar y “exigir que el sistema se perfeccione”.

“Si no hay ciudadanos de que conciban la democracia más allá de ir a votar, no podremos contar con un sistema realmente o genuinamente democrático; es decir, no basta con enterarse quiénes son los candidatos, qué días son las elecciones y cuál preferencia ir a marcar sino que se requiere -por tan sólo poner algunos ejemplos- valorar la democracia, es decir, exigir que ese sistema se perfeccione, el régimen de competencia electoral; también se requiere que el ciudadano exija qué calidad de debate se da durante las campañas, que haya propuestas. Para eso necesita informarse el ciudadano, darle seguimiento una vez que ya fue electo el gobernante, (saber) qué está haciendo y qué no”.

La confianza ciudadana en el IFE disminuyó después de las elecciones

Roberto Ruiz reconoció que las críticas hacia el IFE por su desempeño en las elecciones de 2006 y 2012 “le ha afectado”. Sin embargo, dijo que en su mayoría fueron “mediáticas” y no tuvieron fundamento.

“Esas críticas o señalamientos que se le han hecho a la institución han sido mediáticas y no han sido respaldadas por ningún elemento verdadero u objetivo. Es cierto que tras las elecciones de 2006 y 2012, la confianza en el instituto disminuyó, está probado eso con mediciones muy exigentes y rigurosas; lamentablemente, esa crítica dirigida al instituto después de esos procesos electorales le ha afectado.

“Necesitamos -como instituto- seguir demostrando que somos un árbitro, que no apoyamos a ningún jugador, que simplemente aplicamos las reglas que están en la ley, en la Constitución.

 

“El reto para el INE en esta materia es, precisamente, encabezar los esfuerzos en el Estado mexicano para crear ciudadanía haciendo una alianza solida e intensa con más instituciones y perfilar programas y políticas públicas que tengan un impacto decisivo para la creación de ciudadanía”, finalizó.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba