Información

SJR, segundo municipio con más embarazos adolescentes: Conapo

Del total de embarazos adolescentes en el país, un 40 por ciento de estas mujeres no aspiran a estudiar más que la secundaria.

Se estima que para este año nazcan alrededor de mil bebés diarios cuyas madres serían menores de edad; casi un quinto del total de todos los nacimientos. Así lo señaló Gabriela Rodríguez Ramírez, representante de la Secretaria General del Consejo Nacional de Población; esto durante la Presentación de la Campaña Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes y para la Erradicación del Embarazo Infantil.

De acuerdo con Rodríguez —por número de embarazos adolescentes— la región de América Latina sólo está por debajo de algunas regiones de África que encabezan la lista.

Cada día, 32 niñas de entre 10 y 14 años en este país se convierten en madres, víctimas de la violencia sexual, tal como lo indicó Nadine Gasman, titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres); además que, en esta pandemia, la situación ha empeorado.

“Tenemos claro el efecto [de la pandemia] en los embarazos no deseados, a pesar del esfuerzo de la secretaría de Salud, no sólo de mantener los servicios abiertos sino de hacer una amplia difusión”, señaló Gasman.

A su vez, Karla Berdichevsky, directora del Centro Nacional de Equidad de Género, subrayó que el embarazo infantil es un problema de salud pública relacionado con violaciones sexuales. Prevenir el embarazo en adolescentes y erradicar el embarazo infantil es una cuestión de suma importancia, y tiene que ser abolida, pues representa la oportunidad de garantizar a niñas y adolescentes seguridad, libertad y derechos.

En el caso de Querétaro, Valeria Guerrero Ángeles, directora del Instituto Queretano de las Mujeres (IQM), indicó mediante la presentación de acciones integradas en el programa PROEQUIDAD 2019 que sólo en el 2018 se registraron cinco mil 31 embarazos en mujeres de entre 15 y 19 años.

Los municipios más afectados de esta cifra, es Querétaro capital con mil 494 casos, seguido San Juan del Río con 722 y El Marqués con 494.

Dentro de la problemática, entre los —aproximadamente— 10 mil embarazos anuales en México (desde niñas de 10 y 14 años), hay una cifra negra mayor de riesgo, porque algunas de las menores abortan de manera espontánea o lo hacen en la clandestinidad. Del total de embarazos adolescentes en el país, un 40 por ciento de estas mujeres no aspiran a estudiar más que la secundaria.

Si bien desde las últimas décadas se ha registrado un descenso considerable, aunque irregular, en las tasas de natalidad entre las adolescentes, un 11 por ciento aproximadamente de todos los nacimientos en el mundo se producen todavía entre chicas de 15 a 19 años, privándolas de sus derechos básicos. El 95 por ciento de esos nacimientos ocurren en países de ingresos bajos y medianos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba