DestacadasSan Juan del Río

Estiaje y Aumento de Incendios Forestales: Más de 300 Hectáreas Devastadas

La temporada de estiaje de 2024 añade calor y sequía severa a Querétaro y los incendios forestales recientes en Cadereyta y San Joaquín complican aún más la situación. En 2023, la entidad registró 32 incendios forestales, según la Coordinación General de Conservación y Restauración de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), con una afectación de aproximadamente 303 hectáreas del territorio queretano, lo que destaca la creciente vulnerabilidad del estado ante estos desastres naturales.

De los incendios ocurridos en el 2023, más de la mitad se ocasionaron en municipios pertenecientes a la zona de semidesierto, tales como Peñamiller, Jalpan de Serra, Huimilpan y Cadereyta de Montes; sin embargo, fue el municipio de Amealco de Bonfil en el que tuvieron lugar la mayor cantidad de incendios y afectaciones de casi el 40 por ciento de las hectáreas dañadas por el fuego, territorio que forma parte del área natural protegida de la Sierra Gorda Queretana.

En el municipio del semidesierto, en el primer gran incendio de año se afectaron más de 40 hectáreas, según los datos proporcionados por la Conafor.

América Vizcaíno, ambientalista queretana, comentó que es posible que los incendios forestales hayan ido empeorando por las condiciones de sequía presentes en el estado, reflejándose en la mayor frecuencia con la que son ocasionados y por la extensión afectada.

También afirmó que Querétaro cuenta con brigadistas muy capacitados y preparados para estas situaciones de emergencia, sin embargo, consideró que es necesario un mayor apoyo presupuestal para solventar los equipos de trabajo necesarios para los brigadistas y aumentar la cantidad de trabajadores en este sector.

“Lo que realmente se necesita es que exista presupuesto para que realmente se cuente con mayor número de brigadistas, perfectamente equipados…con todo lo necesario para atender un incendio y que este pueda ser atacado de inmediato”

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) plantea que el 99 por ciento de los incendios forestales son provocados por el ser humano y solo el uno por ciento corresponde a causas de fenómenos naturales; además, se indica que casi la mitad de los incendios provocados en los últimos años, se relacionan con actividades agropecuarias y de urbanización.

Vizcaíno también plantea que una gran parte de los incendios tienen lugar en terrenos forestales ubicados en cerros, donde no es posible el acceso de las pipas de agua y los brigadistas se ven en la necesidad de utilizar equipo especial, como mochilas con agua, lo que dificulta la rápida actuación necesaria para estas situaciones.

En cuanto a los causantes de los incendios forestales en Querétaro, más de la mitad fueron reportados como provocados por causas desconocidas, aunque destacan entre el resto las actividades agrícolas y los “fumadores”, sólo se registró un incendio por causas naturales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba