Información

“Soy el Batman de la comedia”, presume Gon Curiel

De día trabajo como financiero y en la noche provoco risas en el público, manifestó el comediante Gonzalo Curiel

Gon Curiel. Foto: Yunuen Calixto.

Por: Miguel Tierrafría

“Soy financiero de día y comediante de noche, o sea soy como el Batman de la comedia. Es importante porque en la chamba nadie puede saber que me dedico a esto. Entonces para que nadie me reconozca me cambio de corbata (risas)”, expresó el comediante Gon Curiel, quien se presentó en Querétaro como parte del espectáculo Standopados, del Stand Up Comedy.

 

Entrevistado en exclusiva antes de que comenzara su show Reír Mil, que ofreció en el Teatrito La Carcajada, el comediante se describió a sí mismo como una persona “bien simple” que lo mismo se ríe de unos chistes del personaje Pepito, que hasta de “lo más profundo” del Stand Up Comedy.

Él mismo cuenta lo que es el humor en su vida diaria y cómo logra contagiarlo a la gente y provocar las sonrisas, además de tener una concepción de vida en donde a pesar de las tristezas que lo invaden, busca reírse de ellos y de sí mismo.

–¿Por qué dedicarse al humor?

–El humor es parte de lo que uno tiene toda la vida, por lo menos en mi caso siempre he amado reír y he tenido la satisfacción cuando hago reír. Descubrir que hay gente que no me conoce y que también está dispuesta a reír con lo que digo es muy enriquecedor y luego poder ganar dinero con eso pues es todavía más.

–En tu vida personal, ¿cuál es la importancia de la risa?

–Soy una persona que vive muchos estreses, mucha paranoia y de repente no la paso muy bien. Entonces me puedo reír de cualquier cosa que me vaya ocurriendo sobre todo de las cosas que me hacen sufrir, poderme reír de ello pues me ayuda mucho a no pasarla tan mal; es una importancia directa de todos los días.

–¿Cómo es el día de Gon Curiel?

–Soy financiero de día y comediante de noche, o sea soy como el Batman de la comedia, es importante porque en la chamba nadie puede saber que me dedico a esto. Entonces para que nadie me reconozca me cambio de corbata (risas).

Básicamente es eso, todos los días estoy trabajando en la oficina financiera y luego en las noches hago esto, pero soy la misma persona, soy exactamente igual por eso vengo de traje y hablo igual, me expreso igual y hago el mismo tipo de humor porque eso es lo que quiero hacer en el escenario, quien soy, sólo que aquí tengo la rutina más armada, allá de repente hablo de números y cosas que si hablo aquí duermo al público, pero eso es básicamente quien soy yo.

–En lo personal, ¿qué te hace reír?

–¡Ah, nada! (risas), pues soy bien simple, a mí me hace reír desde un chiste de Pepito hasta el Stand Up Comedy más profundo. La verdad yo soy un cuate que le gusta mucho reír, pero lo que realmente más me hace reír son las conversaciones donde empiezan a surgir analogías, comentarios y observaciones, tipo lo que hacemos nosotros en el escenario.

Disfruto mucho una plática alivianada que tenga como mucho recurso de comedia que no necesariamente sea “vamos a sentarnos a contar chistes” y eso siempre lo he tenido con mi mamá, toda la vida hemos platicado mucho y nos burlamos de mi abuelita, de todos los que no están, de mi papá, de mi hermana y de nosotros mismos y siempre con un enfoque de este tipo, lo disfruto mucho eso.

“Para hacer reír todo se vale, excepto lastimar”

Provocar una risa, una carcajada, es quizá uno de los artes más complicados para quienes se paran frente a un público distinto cada día.

No cualquiera puede lograr esa magia en donde las analogías, la burlas hacia sí mismo, hacia los políticos o sobre cualquier situación, es un reto que pocos logran.

Gonzalo Curiel o Gon Curiel, como se le conoce en la red social Twitter, saltó de esta realidad virtual en la que compartía pensamientos chistosos a tener un show como el de Reír Mil.

Afirmó que quien quiera hablar de la situación del país, azotado por cuestiones de violencia, inseguridad, narcotráfico e inestabilidad política, puede hacerlo con humor y ante todo con respeto hacia los sentimientos de la gente.

“El que quiera hablar de eso lo hace como lo realizamos todos en Stand Up, no burlándonos sino haciendo reír con lo que todos sentimos. Entonces todos sentimos miedo, impunidad, inseguridad y entonces podernos reír de eso, pues vamos sufriendo todos los días y hacer un chiste es catártico para la gente”, manifestó en entrevista.

Al tocar el tema de las formas en cómo se presenta la comedia a través de las vulgaridades, los estereotipos, las palabras altisonantes, entre otros, Gon Curiel precisó que para hacer reír a alguien se vale de todo, mientras no se lastime a un tercero.

“Creo que todo se vale para hacer reír excepto lastimar directamente a alguien. Si yo pertenezco a un grupo estereotipado… ahorita te podría decir por ejemplo que cada vez estoy perdiendo más el pelo, si lo acabo perdiendo todo voy a ser un calvo y me van a quedar los chistes de calvos.

“Por supuesto es fácil decir que no me importara que se burlen de los calvos no es tan grave, como de los negros, pero creo que toda la gente debería de entender en qué contexto la gente está haciendo chistes y decir ‘sí, soy de ese grupo y nada’.

“Tengo muchos amigos judíos que se mueren de la risa de los chistes de judíos, no pasa nada, creo que cuando un chiste está diseñado para lastimar a alguien o algún grupo pequeño pues eso ya provoca molestia con más justificación”, concluyó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba