Información

Suicidios no son sólo resultado de trastornos mentales: especialista

No todos los factores tienen que ver sólo al enfoque biológico o de salud, sino también al social, como factores estructurales.

Las causas del suicidio no deben entenderse como “un factor causal” sino como una configuración de experiencias “que son muy doloras” y que las personas pueden vivirlas desde temprana edad, enfatizó Armando García Goytia, psicólogo del Centro Estatal de Salud Mental (Cesam): “Experiencias en la infancia, en el desarrollo y en el momento actual en donde aparece una circunstancia adversa que se configura de distinta manera en cada persona”, externó.

García Goytia, quien también es forma parte de la Comisión de Prevención del Suicidio del Cesam, ahondó que, entre las principales causas de suicidio que tienen registradas, están aquellas relacionadas con algún padecimiento emocional o mental; sin embargo, las afecciones físicas también influyen en estos hechos en Querétaro y el resto del mundo.

En primer lugar, informó el especialista, se encuentra la depresión; en segundo lugar, las adicciones, particularmente el alcoholismo; en tercer lugar, el trastorno bipolar; en cuarto lugar, la esquizofrenia; en quinto los trastornos de personalidad, particularmente el trastorno límite de la personalidad y el trastorno antisocial de la personalidad.

A lo anterior, agregó que hay una “idea generalizada” sobre las causas que impulsan a las personas a tomar esta decisión de terminar con su vida, que se atribuyen sólo a padecimientos mentales. No obstante, factores sociales y económicos también son otras causas recurrentes de suicidio: “No todas las personas que se suicidan tienen una condición de salud mental, va a depender de la edad de la persona; por ejemplo, los adolescentes tienen otros factores de riesgo distintos a los adultos y a los adultos mayores”.

Vínculos familiares

El psicólogo clínico aseveró que en los adolescentes se ha encontrado a la impulsividad como uno de los factores psicológicos; sin embargo, aclaró que no en todo el sector de la población. Otro factor es la violencia en el hogar o el acoso escolar, práctica comúnmente llamada ‘bullying’.

“Esta conducta ya existía (bullying) pero ahora está tipificada como el abuso, maltrato entre los mismos pares. Otra cosa que se ha encontrado son los conflictos paterno-filiales, los conflictos que los adolescentes viven en casa con sus padres. A veces la familia es un factor de protección, pero a veces las dinámicas que hay en la familia se traducen en factores de riesgo: violencia, alcoholismo, rupturas, crisis financiera. La ruptura amorosa en el adolescente equivale al divorcio de los adultos y también es otro factor”, indicó.

Entre las causas de suicidios en los adultos, destaca la violencia familiar, ya sea de la pareja, separación conyugal o divorcio. También por enfermedades físicas; sobre todo aquellas que tienen que ver con discapacidad o enfermedades que generan un dolor crónico o que son de larga duración como el VIH.

“También tenemos casos de personas que han sufrido experiencias traumáticas como el secuestro o la muerte de un hijo, la infidelidad, la pérdida de hijos por una cuestión legal de negligencia u omisión de cuidados”, especificó.

Explicó que no todos los factores tienen que ver sólo al enfoque biológico o de salud, sino también al social, como factores estructurales: “En el caso de los jóvenes, la falta de oportunidades, como trabajo, para estudiar, para la cultura, etcétera. Me parece que también es un fenómeno macrosocial, político y económico, y si no se les abren esas oportunidades empiezan a tener un cambio en su perspectiva de vida”.

Hombres: los que más se suicidan

Armando García Goytia aseveró que el grupo más vulnerable en el suicidio son los jóvenes que están entre los 15 años, así como los de 24 a 29 años. Explicó que los hombres son los que más se suicidan, no obstante, las mujeres tienen más intentos de suicidio que los hombres debido al método que utilizan.

“Se sabe que los métodos que utiliza el hombre son más letales que los que utilizan las mujeres. Las mujeres utilizan más los fármacos y otros métodos, y los hombres utilizan el ahorcamiento o el uso de armas de fuego”, puntualizó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba