Información

Sustentabilidad y nuevos modelos educativos influyen en Plan de Infraestructura

Campus Aeropuerto y campus regionales: la potencial expansión de la UAQ

David A. Jiménez

PARA DESTACAR: Los distintos proyectos se hacen de acuerdo a las necesidades de cada zona, es decir, no hay un proyecto homogéneo. No será lo mismo intervenir en el Campus Centro Histórico a un campus regional, en los que hay centros de investigación que responden a la necesidad de la población.

El desarrollo de la infraestructura en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) habrá de conjuntarse con los nuevos modelos educativos, el crecimiento sustentable y la vinculación con la sociedad, destacó Raúl Francisco Pineda López, director de la Secretaría Ejecutiva del Comité de Planeación de la Máxima Casa de Estudios.

Actualmente, los involucrados en el Plan Institucional de Desarrollo 2015-2018 (PIDE) realizan un inventario sobre los terrenos y propiedades con los que cuenta la Universidad, con el fin de seleccionar qué acciones llevar a cabo conforme el nivel de saturación de los campus. A decir de Raúl Pineda, la mayor opción de crecimiento se encuentra en el Campus Aeropuerto, donde se podría duplicar todo lo que hay en la Zona Metropolitana de Querétaro (ZMQ).

El doctor en Ciencias por la Universidad de Exeter, Inglaterra, acotó que este crecimiento no debe “trasladar” solamente las opciones educativas, como ocurrió con la Facultad de Lenguas y Letras, sino que ha de pensarse para crear nuevas opciones educativas: “La idea es desarrollar nuevas áreas [en el Aeropuerto]. Llevarnos lo que hay en C.U. implica un soporte financiero total; eso bajo las condiciones de financiamiento actuales es imposible”.

En otro aspecto, recordó que los distintos proyectos se hacen de acuerdo a las necesidades de cada zona, es decir, no hay un proyecto homogéneo.

De ahí que no será lo mismo intervenir en el Campus Centro Histórico a un campus fuera de la ZMQ, en los que por cierto, se crean centros de investigación que respondan a la necesidad de la población con el fin de cerrar la brecha entre la zona urbana y rural. Así, Amealco cuenta con un Centro dedicado al Desarrollo Local, Cadereyta al Semidesierto, Tequisquiapan en Turismo y Concá a producción forestal y agrícola.

“En esta administración [de Gilberto Herrera Ruiz] se le ha dado más apoyo. Si vemos hacia atrás, la historia de los campus más viejos empezaron como escuelas donde no hay investigación; en cambio ahora lo que tenemos son centros de investigación en campus regionales” externó el académico de la Facultad de Ciencias Naturales.

 

Infraestructura física debe crecer acorde a matrícula

Si bien, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, ha ofrecido aumentos de más del 15 por ciento a la UAQ, gran parte de este aumento está etiquetado para obras y no gasto corriente. Raúl Pineda lamentó esta situación e indicó que es necesario el crecimiento de infraestructura, pero que ésta requiere también de académicos y administrativos.

“La Universidad no puede dejar de crecer. Es una opción a nivel estatal. Requerimos el crecimiento sí con aulas, pero también de profesores y gasto corriente. Buscamos nuevas formas de crecimiento con sistemas mixtos tales como sistemas semipresenciales para sacar el mayor provecho, pero requeriremos profesores, equipamiento, etc.”.

Raúl Pineda, director de Planeación de la UAQ, recordó que el crecimiento sustentable está incluido en el PIDE, razón por la cual se articula el mismo con la calidad de los programas educativos: “Una parte del desarrollo es que trabajamos el crecimiento de la matrícula. Nosotros atendemos a uno de cada tres aspirantes, quisiéramos duplicar o triplicar la situación; no se puede por la infraestructura académica y física. Buscamos la sustentabilidad; no es solamente lo ambiental, es la forma en la cual crece la cultura. En la parte de los campus verán una cuestión… basada en el desarrollo de una cultura”.

Reflexión sobre modelo educativo decidirá futuro

Raúl Pineda indicó que en un futuro el aula común, de bancas y pizarrón, ya no será tan necesaria, por eso se ha realizado una reflexión colectiva sobre el actual modelo educativo con el fin de salir del círculo tradicional de la educación conductista. Por eso, además de la inclusión de las nuevas tecnologías, las actualizaciones de los planes de estudio deberán fomentar el diálogo en el aula, independientemente de la forma que tenga aquella.

Finalmente, la inclusión de los estudiantes también será necesaria para responder a las necesidades de la sociedad queretana, esto en la cuestión de la extensión y vinculación universitaria: “La infraestructura es importante, pero debe ir en combinación con el trabajo que hacemos y mostrarnos la posibilidad de trabajar de manera conjunta”.

 

El crecimiento de la UAQ

El primer registro que se tiene sobre la necesidad de crecimiento de la UAQ, data del rectorado de Hugo Gutiérrez Vega (1966-1967), así lo plasma Juan Trejo Guerrero en el libro ‘La construcción de una sociedad comprometida con su tiempo’, publicado durante los festejos del 40 aniversario del Centro Universitario.

Así, de solamente ocupar el edificio de 16 de Septiembre, la Universidad se expandió al Cerro de las Campanas en 1973. Durante las décadas subsecuentes otros espacios se abrirían en la ZMQ, como la Preparatoria Norte en 1988, o el Campus Aeropuerto que comenzó a operar en 2011, durante el rectorado de Raúl Iturralde Olvera (2006-2012).

Durante la gestión de Dolores Cabrera Muñoz (2000-2006), la Universidad se consolidó a nivel regional a través de los campus de Juriquilla, Amealco, Jalpan y Cadereyta. En la actualidad, la Universidad cuenta con siete campus regionales y tres metropolitanos; además, tiene presencia en seis municipios con la Escuela de Bachilleres.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba