Información

Tamaleros denuncian acoso de autoridades municipales

Al no poseer licencia, inspectores de Municipio les decomisan su mercancía a vendedores de tamales

Por: Miguel Tierrafría

Comerciantes unidos dedicados a la producción y venta de tamales, una organización civil en trámite y que está compuesta por 46 vendedores, denunció el acoso de los inspectores del Municipio de Querétaro, quienes, afirmaron, les han confiscado la mercancía que a diario salen a vender no sólo en el Centro histórico sino en todas las delegaciones.

La ‘razón’ que les dieron para acosarlos: porque no poseen las licencias que expide el Departamento de Inspección y Comercio en la Vía Pública de la Dirección de Inspección y Espectáculos del municipio de Querétaro.

Con respecto al problema del comercio informal en el municipio de Querétaro, Tribuna de Querétaro ha informado sobre la problemática en torno a este tema (edición 655, 25 de febrero de 2013), cuando comerciantes indígenas de Amealco también habían advertido que se les obstaculizaba la venta de sus productos.

Al respecto Juan Carlos López Morales, representante legal de esta asociación, manifestó que si bien la administración municipal les ha dado la apertura al diálogo, es necesario que se refleje en una solución para los comerciantes que salen a vender sus tamales, ya que al no tener la licencia correspondiente, las perdidas en mercancía y en equipo son constantes.

“Buscamos una solución a esta problemática ya que debido a la falta de licencias los inspectores realizan el aseguramiento a la mercancía y equipo de trabajo por lo que hemos iniciado pláticas ante el Municipio de Querétaro buscando una solución, la cual no hemos encontrado a pesar de su buena disposición para atendernos y oírnos”, dijo.

Con el aseguramiento de la mercancía por parte de los inspectores municipales, la multa que se les aplica a los vendedores que han sido sorprendidos sin licencia ha sido desde 300 pesos cuando ha sido la primera vez, hasta dos mil 500 pesos cuando son reincidentes, es decir, que ha sido reiterado el confiscamiento de la mercancía, precisó López Morales.

“Es una cantidad que desafortunadamente el grupo de personas que represento no puede pagar pero sobre todo es que si los muchachos son reincidentes no es una cuestión de necedad, sino una cuestión de necesidad…

“A la hora de recuperar el equipo de trabajo únicamente hay la mitad del producto o incluso hay botes que están vacíos y eso aunado a que en ocasiones tardamos en recuperar esos botes dos o tres días, se vuelve incuantificable.”

Solicitud de 26 licencias sin respuesta favorable

Hasta el momento, la organización de comerciantes que venden tamales y atole han solicitado 26 licencias en las cuales no han tenido una respuesta favorable.

Por este motivo, el representante legal afirmó que “queremos ser ordenados. Estamos buscando que el Municipio le dé celeridad a los trámites que ya iniciamos, algunos han salido negados. Sin embargo nos gustaría que los reconsideraran o que en su defecto pudiéramos buscar la mejor ubicación tanto para ellos como para nosotros”, consideró.

Florencio Chimal, uno de los “tamaleros” que a diario sale a ganar un ingreso económico para el sustento de su familia, exhortó a las autoridades a que se resuelva el problema de las licencias, ya que al no tener éstas las multas son altas en comparación a las ventas que tienen.

“Lo que nosotros queremos, los trámites que ya se hicieron, las 26 (licencias) ya están en trámites y hasta el momento no nos han dicho si sí va a haber licencias o no. Lo que nosotros queremos es trabajar con las autoridades, que nos den la oportunidad ellos y las licencias porque llegan los inspectores y lo que hacen es pedir la licencia municipal y no la tenemos…

“Una vez que no tenemos la licencia nos empiezan a decomisar la mercancía y todos los que estamos aquí, el grupo, la verdad nos cobran una cantidad de dos mil, mil 800, diferentes precios y apenas vendemos 20, 30 ó 50 pesos, pues ¿de dónde va salir?”, lamentó.

El comerciante, que lleva 15 años dedicado a la venta de tamales, aseguró que si la autoridad dice que son ilegales es porque ellos mismos no les han otorgado las licencias para poder funcionar con normalidad en las calles del municipio.

“Ellos (las autoridades) dicen que porque salen reportes de los vecinos pero si se supone que los vecinos ya nos firmaron todos los requisitos que nos pidieron, los firmaron, esos requisitos ya los acompletamos (sic).

“Exigimos la licencia para poder trabajar con ellos porque si dicen que nosotros somos ilegales es por ellos, porque no nos han dado la respuesta, porque si no nos dan las licencias, luego nosotros tenemos que pagar”, finalizó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba