Información

Tierra Noble Juriquilla: Inmobiliarias ejidales, un modelo que tampoco escapa a las fallas

“En otras latitudes se ha probado este modelo (inmobiliaria ejidal); no obstante, no ha funcionado. La falta de inclusión equitativa en el proyecto es la que termina por vender sus tierras; como consecuencia, se incrementa la pobreza, lo poco que les pagan y al no tener una alternativa de inversión, se lo gastan y se quedan sin tierras”, explicó Alejandro Juárez Jiménez, presidente del Colegio de Abogados Agraristas de Querétaro.

El proyecto Tierra Noble Juriquilla, según sus desarrolladores, busca integrar a ejidatarios y no comprarles la tierra, por lo que, desde su punto de vista, los vuelven empresarios y copartícipes de los beneficios que pudieran lograrse. En entrevista con Tribuna de Querétaro, Alejandro Juárez analiza las implicaciones del desarrollo inmobiliario Tierra Noble Juriquilla y su figura legal que busca integrar a los ejidatarios.

En cuanto a los riesgos de construir en la zona, Juárez Jiménez comentó: “Los riesgos existen en cualquier tipo de tenencia de la tierra cuando no se atiende la normatividad aplicable. Es importante señalar que los ejidos tienen una vocación agrícola, ganadera y forestal, por lo que atender un proyecto que daría una vocación distinta, se debe de atender de manera puntual la Ley Agraria y sus procedimientos de desincorporación”.

Además referente a la inmobiliaria ejidal, conformada por Grupo Carther y los ejidatarios del ejido de El Zapote, el maestro de Derecho explicó que la viabilidad de todo proyecto inmobiliario se da cuando se atienden todas las plataformas normativas aplicables al tema, ya sea que la tierra sea de origen ejidal o de propiedad, así como señaló que “las inmobiliarias ejidales se han pretendido conformarse en el país hace más de 25 años; no obstante, siempre los ejidatarios salen perdiendo en esas transacciones y terminan por vender las tierras”.

En cuanto al plan de Grupo Carther y su modelo de trabajo con los ejidatarios de El Zapote, el presidente del Colegio de Abogados Agraristas puntualizó que “es importante comentar que existen modelos que serían de éxito, esto, con la participación de: Ejido, Inversionistas y Municipio, este último como garante en la adquisición de la tierra y responsable del proyecto integral, proyecto donde se garantice principalmente la inclusión de los ejidatarios”.

Así como dejó en claro que el tema ejidal, es de orden federal, no obstante, en términos de uso de suelo, es de orden preponderantemente municipal, ya que los ejidos tienen que respetar las normas municipales, estatales y federales en materia de uso de suelo. Finalmente, agregó que “el derecho agrario es una disciplina que atiende la tenencia de la tierra ejidal y comunal, disciplina en la que intervienen los tres órdenes de gobierno y que guarda relación íntima con el derecho ambiental, administrativo entre otros” asimismo Juárez Jiménez finalizó haciendo hincapié en que “los municipios sí pueden decretar o tener en administración sobre las áreas naturales protegidas”.

Rodrigo Mancera

Periodista en proceso. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro; Prensa en la Liga Burócrata Bancaria de Querétaro. 21 años, celayense de nacimiento, chilango por convicción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba