Información

Todos quieren debates… menos los candidatos

Hasta ahora son muchos los grupos sociales interesados por estructurar un debate entre los candidatos a la gubernatura, y pocos los candidatos dispuestos a debatir. Todos se preguntan por qué no han aceptado las invitaciones a debatir, si están esperando el momento oportuno, o si los que siempre faltan saben que es más lo que pueden perder que lo que pueden ganar. En síntesis, podríamos concluir que son muchos los que llaman y pocos los que escuchan el llamado.

Los encuentros que han sostenido los candidatos a la gubernatura, han sido muy pocos y hasta ahora no se ha realizado un debate que congregue a los principales candidatos. El primer acercamiento se desarrolló el 17 de abril, cuando la Cámara de Comercio y la Confederación Patronal Mexicana lograron que los candidatos del PAN, PRD, PT asistieran a una entrevista pública, en la cual se les interrogó por separado.

El último de estos acercamientos se observó durante la presentación del libro Feminismo en transición: Transición con feminismo. Memoria del Foro Internacional sobre ciudadanía, Genero y Reforma del Estado. El Grupo de Educación Popular con Mujeres A.C. en coordinación con el Colectivo de Mujeres Feministas de la UAQ y el grupo Salud y Género, hizo una invitación a los ocho candidatos, para dialogar durante la presentación pública del libro, pero a la cita sólo acudieron Carlos Saint Martin abanderado del PRD e Ignacio Loyola Vera candidato del PAN. El tema sobre el que discurrieron ambos fue el papel de la mujer.

El entusiasmo por el debate en México

El ejercicio del debate tiene en México una historia muy corta. El más importante fue el debate de 1994 que sostuvieron los candidatos que contendían por la presidencia nacional: Ernesto Zedillo Ponce de León, Diego Fernández de Ceballos y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; este espacio de expresión permitió conocer a la ciudadanía la plataforma electoral que daría paso al nuevo gobierno. Como una secuela del encuentro que sostuvieron los candidatos a la presidencia, en Querétaro se verificó un debate local entre los candidatos a senador, Arturo Nava Bolaños candidato de Acción Nacional, el abanderado del tricolor Fernando Ortiz Arana, y el candidato del PRD, Agustín López Guerra.

Los que andan queriendo

En 1997, durante las campañas políticas, diversas asociaciones e instituciones no partidistas se han dado a la tarea de promover el debate entre los candidatos a la gubernatura del estado. De este modo, en febrero pasado, la Coparmex en voz de su presidente Alfonso Santa María Romo, invitó a los representantes políticos para participar en un debate. Por su parte, el Club de Industriales de Querétaro también mostro un profundo interés por organizar el debate.

La mecánica del debate depende de los lineamientos establecidos por los organizadores y, en ocasiones, por los participantes. Éste es el caso del debate que está promoviendo la Facultad de Derecho, el cual se ha programado para el próximo 23 de mayo en el Aula Forense de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Como coordinador del evento se ha propuesto al Profesor Arturo Molina Zamora. Actualmente se están llevando a cabo reuniones con los diferentes representantes políticos, para establecer los lineamientos a seguir.

El abogado Filiberto López Díaz, Coordinador General, del Grupo Querétaro, que también convocó a los candidatos a debatir en la propia sede del grupo —aunque hasta ahora sin resultados— explica la mecánica de este tipo de disputa política: “en primer lugar, la característica del debate es establecer los temas a tratar y fijar un tiempo límite de dos a tres horas. Se plantea una exposición del tema y posteriormente se abre un tiempo para la contrarréplica; es decir, para que los candidatos expongan su opinión en acuerdo o desacuerdo por lo dicho por los otros candidatos.

«Todo esto se lleva bajo la coordinación del moderador, quien debe ser una persona honesta, que trate a los participantes sin preferencias”.

Por lo menos este esquema es el que se establecerá en los próximos debates impulsados por el Grupo Querétaro, asociación que pretende organizar dos debates en materia social (desempleo, seguridad) y economía (distribución equitativa de la riqueza), así como en salud y educación.

Según López Díaz aún se están definiendo los últimos detalles, ya que se pretende invitar a los candidatos a la gubernatura del PAN, PRI y PRD: “considero que los otros partidos no ofrecen un proyecto realizable, que pueda acceder al gobierno” afirmo. Sin embargo, en contradicción con estas palabras, el mismo agregó, que anteriormente ya había establecido un acuerdo con los candidatos del Partido del Trabajo, Eduardo León Chaín y Enrique Pozos Tolentino representante del Partido Popular Socialista, para protagonizar un debate el pasado 27 de abril. Evento que no se realizó por que no disponía de un espacio adecuado.

López Díaz menciona que sería preciso invitar a los ocho candidatos que contienden por la gubernatura del estado, pero es necesario un mecanismo que agilice este encuentro. Resultado de ello serian dos debates “el primero con los partidos de mayor representatividad en el estado” y el segundo con el resto de partidos. De todo lo cual concluye: “El resultado de estos ejercicios se resume en el interés de la sociedad por conocer como será el nuevo gobierno, pues somos lo que hacemos no lo que pensamos o decimos”.

Para el Grupo de Literatos y Poetas de Querétaro, fomentar la cultura es una de las prioridades, por lo cual ésta asociación ha pretendido concertar un debate, de los candidatos a la gubernatura, en materia cultural. Sin embargo, esta agrupación, dirigida por Lucero Zavala, aclara que el evento no se pudo realizar por la falta de un auditorio ya que pretendían realizarlo en el Auditorio Fernando Díaz Ramírez de la UAQ. Sin embargo, su solicitud fue rechazada porque la Facultad de Derecho realizaría un evento similar.

En un principio Arturo Molina Zamora, había mencionado una posible coordinación entre la Facultad de Derecho y el Grupo de Literatos y Poetas de Querétaro. Sin embargo, Lucero Zavala, aclara que: “nosotros proponíamos un debate con los ocho candidatos que contienden por la gubernatura, y recibimos una respuesta de todos, excepto de Acción Nacional; en tanto que la Facultad de Derecho solo ha invitado a unos cuantos”. No obstante todos los contratiempos la asociación no ha desistido de su propósito pues, aunque es una agrupación apolítica, les interesa conocer los planes de gobierno que respaldarán el desarrollo cultural.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba