Información

Trabajo con hombres. Factor necesario para la igualdad

Luis Gerardo Ayala Real y Ernesto Vázquez Juárez

El pasado 3 y 4 de noviembre asistimos a la ciudad de Guanajuato a un congreso convocado por el Instituto para las Mujeres Guanajuatenses, en el cual se dialogó y reflexionó críticamente sobre la pertinencia de pensar a los hombres como aliados en las tareas de atención, prevención y erradicación de la violencia hacía las mujeres.

Este evento se realizó en colaboración de diversas autoridades del estado, así como funcionarios de dependencias estatales y municipales, sociedad civil, docentes y personal que se desempeña en labores de prevención de la violencia y protección a las mujeres en el estado y la región.

El programa general del congreso ofreció tres conferencias magistrales: 1) Conceptos básicos para entender el trabajo con hombres, presentada por Darío Ibarra Casals, de la Universidad de la República de Uruguay. 2) Trabajo con hombres desde la mirada feminista, presentada por. Melissa Fernández Chagoya, de la Universidad del Claustro de Sor Juana. 3) Retos del trabajo re-educativo: una mirada multisectorial, presentada por Mauro Vargas Urías, director de GENDES AC.

Diez talleres de discusión con la participación de diversos ponentes provenientes de Universidades, Sociedad Civil e Institutos de la Mujer en diferentes Estados de la República, abordando los siguientes ejes temáticos: 1) ¿Por qué es importante trabajar con hombres? 2) Modelos reeducativos en México. Experiencias de sociedad civil y administración pública. 3) El rol de los facilitadores en la reeducación. 4) Análisis del trabajo de reeducación desde el sector académico. 5) Herramientas para la facilitación grupal. 6) Hombres, cuerpo y emociones. 7) Prevención de la violencia contra las mujeres. 8) Sistematización y evaluación del trabajo con hombres. 9) Marco legal para el trabajo reeducativo. 10) El involucramiento de los hombres en la transversalización de la Perspectiva de Género.

En todos los talleres de discusión se promovió una reflexión conceptual básica, para entender el carácter multidimensional de las masculinidades y el trabajo que conlleva, así como los mecanismos y medios necesarios para realizar esta labor en diversos escenarios.

De esta manera, se hacía hincapié en la importancia del trabajo educativo con hombres en las diferentes etapas y ciclos de vida, así como re-educativo para hombres adultos y mayores, para su involucramiento como aliados y actores principales en las acciones que se emprendan para la prevención y erradicación de las violencias. De la misma manera hubo oportunidad de dialogar, reflexionar y compartir las metodologías utilizadas, así como los procesos de evaluación y sistematización en el trabajo grupal con hombres.

Como invitados creemos firmemente que estos encuentros enfatizan la necesidad urgente y legítima de impulsar acciones concretas y participativas en el trabajo no solo reeducativo de hombres, sino también en el trabajo educativo-preventivo, con toda la población en todos los rangos de edad, con una metodología relacional y participativa, actualización y capacitación permanente.

Ante las emergencias sociales y escenario de violencias diversas, creemos firmemente en la necesidad de orientar esfuerzos y acciones que involucren activamente a los varones para ampliar y profundizar esta labor de crear redes de colaboración entre la sociedad civil, población en general y las universidades, desde una perspectiva de género enmarcada en pro de los derechos humanos.

Conclusiones  y propuestas

-Iniciar un proceso de diálogo amplio y plural para construir la posibilidad de que mujeres, hombres y todas las personas en general ejerzan en igualdad de condiciones todos los derechos.

-Implementar proyectos de trabajo educativo y re-educativo con hombres con efecto transformador en la sociedad hacia un cambio cultural para la igualdad sustantiva, por lo menos en tres vertientes: A) Con la conformación de grupos de autoayuda y crecimiento para hombres. B) Desarrollo de un programa amplio de sensibilización-capacitación, en escuelas, con docentes y padres-madres de familia, así como con niñas, niños, adolescentes y jóvenes no escolarizados, con una metodología educativa relacional de género, para todos los niveles educativos y de edad. C) Campañas amplias de comunicación educativa y cultural.

-Gestionar recursos específicos para estas acciones, sin afectar de ninguna forma los recursos asignados a programas y acciones para el avance y empoderamiento de las mujeres.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba