Información

Tuvo FDS contratistas bien pagados y falta de transparencia en licitaciones como alcalde

El 15 por ciento de las observaciones estuvieron relacionadas con la falta de justificación de la necesidad o los beneficios que traerían los procedimientos

Se refirió el caso de la cena de gala celebrada el 15 de diciembre de 2011, respecto a la que no hubo documentación que acreditara el costo de los obsequios entregados, la cantidad, y, sobre todo, la justificación de los beneficios sociales.

De acuerdo con el documento elaborado por la Entidad Superior de Fiscalización del Estado de Querétaro (ESFE), con fecha del 18 de septiembre de 2012, durante los últimos seis meses de la administración de Francisco Domínguez Servién como presidente municipal de Querétaro, se registraron 96 observaciones, en el periodo comprendido entre junio y diciembre de 2011.

Del total de observaciones emitidas, el organismo fiscalizador indicó a la fecha de publicación del documento, que 56 seguían sin solventarse a través de aclaraciones, es decir, el 58 por ciento quedó pendiente.

Si bien todas las observaciones se derivan de la identificación de irregularidades por el organismo encargado de supervisar el correcto actuar de los funcionarios públicos, pueden clasificarse según la cuestión específica que señalen.

En el caso del ayuntamiento encabezado por Domínguez entre 2009 y 2011, son 18 observaciones las que tienen relación con la omisión de datos, registro de información, o errores procedimentales por parte de servidores públicos, del total de los pendientes que quedaron al momento en que el mandatario solicitó licencia de su cargo.

El 20 por ciento de las observaciones fueron identificadas como omisiones a cuestiones que expresamente indican las leyes para los casos señalados, mientras que el 15 por ciento estuvieron relacionadas con la falta de justificación de la necesidad o los beneficios que traerían los procedimientos indicados.

El resto de las observaciones pendientes tienen que ver con la opacidad en cuanto a resultados de procedimientos de adjudicación y licitaciones públicas, así como la identificación de contratación de servicios y compra de productos a precios superiores a los del mercado.

Entre los casos que abundan en las observaciones a la administración municipal de Domínguez Servién, se encuentra la opaca elección de empresas contratistas que no comprobaron ser las idóneas para la prestación de servicios o el suministro de productos. La opacidad en las bases y criterios de selección, así como los resultados de las licitaciones públicas también fueron una constante durante el gobierno municipal del ahora Ejecutivo estatal.

Las finanzas municipales se vieron afectadas durante el trienio de Domínguez como alcalde, según lo que consta en la observación número 41 del documento emitido por la ESFE en diciembre de 2011. Se indica que, derivado de la adjudicación de recursos públicos a una empresa cuya propuesta resultó contener costos más elevados que los del mercado, el costo de las obras que se le asignaron se incrementó en más de 160 mil pesos.

Lienzo Charro

La observación número 19, refiere que se pagaron casi 117 mil pesos por la realización de los avalúos del  terreno propiedad del municipio de Querétaro, donde se construiría más tarde el Lienzo Charro. La razón por la que el organismo fiscalizador señaló este hecho, fue porque no se necesitaba pagar por una valoración del precio, pues ya se encontraba incluso con un registro en el inventario de bienes inmuebles del municipio.

Una de las observaciones que señala una mayor cantidad de recursos públicos involucrados, fue la número 20. En ella, se identificó que se erogó cerca de medio millón de pesos para ser destinados al Programa Capital Unión, “sin haber acreditado los beneficios reales del programa”. Es decir, no hubo registro de las condiciones anteriores ni posteriores de quienes tendrían que haber resultado beneficiados del programa.

Galas incompletas

Asimismo, en esta observación se refirió el caso de la cena de gala celebrada el 15 de diciembre de 2011, a la que asistieron 250 invitados, respecto a la que no hubo documentación que acreditara el costo de los obsequios entregados, la cantidad, y, sobre todo, la justificación de los beneficios sociales que esto conllevaría como parte del Programa Capital Unión.

Según los incisos A, B, y C, derivados de la misma observación, la opacidad reinó en torno a la celebración del que pudo considerarse como el evento de despedida de Francisco Domínguez Servién como presidente municipal de la capital queretana; 250 mil pesos fueron entregados a tan sólo tres “prestadores de servicios profesionales”, la principal labor de estas tres personas fue la gestión, control y fomento de los fondos de inversión privados del programa.

La misma ESFE señaló en la observación número 39 un incumplimiento que se le adjudica al entonces titular de la Secretaría de Obras Públicas Municipales: el no proporcionar información respecto a los procedimientos de ejecución de las obras incluidas en el Programa de Fiscalización de Obras. Posteriormente, la ESFE reconoce que esta información le fue entregada de manera anexa a la revisión de las observaciones.

Se solicitó ante a la ESFE los avances de resultados de las auditorías a las que se ha sometido la actual administración que encabeza Domínguez Servién. Por su parte, el sitio web Animal Político publicó en julio de 2017 que la Auditoría Superior de Fiscalización (ASF), detectó que Querétaro se encuentra entre los estados en los que ha habido mal manejo de los recursos destinados para el programa del Seguro Popular. Según el informe de la ASF, al menos un 15.2 por ciento de los recursos para Querétaro han sido objeto de manejos irregulares.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba