Información

UAQ apuesta a la inclusión laboral

La secretaria de Atención a la Comunidad Universitaria mostró la disposición de la institución para abrir nuevos caminos y áreas para personas con discapacidad que busquen trabajar en la universidad, ya sea como docentes o administrativos.

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) mantiene las puertas abiertas en la contratación de personas con discapacidad, aunque no siempre se acercan los perfiles requeridos para cubrir las vacantes, manifestó la secretaria de Atención a la Comunidad Universitaria, Verónica Núñez Perusquía.

“Actualmente tenemos una persona contratada que es invidente y trabaja con nosotros precisamente armando el área de inclusión, que se está fortaleciendo”, afirmó. Núñez Perusquía, exdirectora de la Facultad de Lenguas y Letras, indicó que el área de inclusión comprende derechos, procesos, atención y canalización de programas y servicios de la misma institución para personas que están en este momento como alumnos o estudiantes de la academia.

“Nosotros estamos interesados en seguir ampliando las oportunidades y en poder abrir nuevos caminos y nuevas áreas para quien busque trabajar en la Universidad; ya sea como docentes o administrativos”, declaró.

La máxima casa de estudios del estado pretende transformarse en una institución socialmente responsable, esto también incluido en la propuesta de trabajo de la rectora Teresa García Gasca. Esto implica visualizar la institución no sólo con proyectos o generadores de ciertos productos, sino tomar en cuenta a la sociedad y trabajar desde la inclusión para pulir cuestiones relacionadas con derechos indígenas y apoyo a minorías de la sociedad.

Verónica Núñez, por su parte, aseguró que en este momento establecen las estrategias internas para crear condiciones óptimas para los estudiantes con capacidades diferentes dentro de los programas educativos. La idea inicia con los procesos de admisión –incluido el cómo aplicar el examen- y posteriormente su ubicación dentro de la carrera que les interese para que tengan las condiciones adecuadas y así terminen en tiempo y forma.

“A pesar de tener solamente un empleado bajo estas condiciones, esperamos que el área de inclusión crezca para así tener mayor capacidad de solvencia y apoyo a este sector de la sociedad como serían tener intérpretes o ayudantes para los alumnos dentro los campus universitarios”, aseguró Núñez Perusquía.

Finalmente la secretaria de Atención a la Comunidad Universitaria resaltó que, en cuanto a materia de infraestructura dentro de los centros estudiantiles, se realiza un estudio para ver cómo se encuentra en general: “Hubo áreas a las que se les prestó mayor atención y trabajos que se hicieron bajo las mejores condiciones pero es necesario darles mantenimiento para su óptimo funcionamiento”.

Este estudio lo realizan la Dirección de Planeación, el equipo de inclusión de la Secretaría de Atención a la Comunidad Universitaria y el área de Derechos Universitario que se encargará realizar cursos de capacitación y talleres de reflexión, con el objetivo de apoyar a los minusválidos.

Discriminación y salarios menores

En 2016 había 88 millones de personas en México que tienen edad de trabajar. Las personas con algúna discapacidad, cuyo número asciende a 5.7 millones según el último Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), también enfrentan obstáculos para ejercer su derecho al trabajo, principalmente los relacionados con actos discriminatorios y la falta de infraestructura adecuada en los centros de trabajo.

La inclusión social contempla el acceso garantizado a la ciudadanía y a los derechos económicos, políticos y sociales correspondientes a la misma; así como las posibilidades de participación efectiva en la esfera política.

La oportunidad de espacios en el mercado laboral es el otro pilar de la inclusión social, así el empleo es la principal vía de obtención de ingresos para la mayor parte de la población. Por lo tanto, el grado y el tipo de participación en éste determinan –de forma clara y directa– las condiciones objetivas de exclusión e inclusión social.

Datos del Informe Mundial sobre la Discapacidad 2011, a cargo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Banco Mundial, indican que en muchos países, los mercados laborales son mayormente informales. Además, es alto el número de personas que trabajan por cuenta propia; las personas con discapacidad que trabajan suelen ganar menos.

Por último, las personas con discapacidad están en desventaja en el mercado laboral. Por ejemplo, la falta de acceso a educación y capacitación o a recursos financieros puede ser la causa de su exclusión del mercado laboral.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba