Información

“Vamos a descopetar arriba”: AMLO

Por Miguel Tierrafría / Carlo Aguilar

Con una hora y media de retraso y ante los rayos de sol que abrazaron a los más de cinco mil asistentes, Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de la República por el Movimiento Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano), realizó su última asamblea informativa en el estado, en Plaza de Armas.

Entre la gente que asistió a ver al candidato de las izquierdas se pudieron observar jóvenes, personas de la tercera edad, trabajadores que vestidos con todo y corbata llevaban sus pancartas de apoyo al ex jefe de Gobierno del Distrito Federal, académicos de la Universidad e incluso ex funcionarios públicos (como Adolfo Ortega Osorio, ex presidente de la CEDH, y Eduardo Miranda Correa, ex presidente del Consejo General del IEQ).

 

Desde las 10 de la mañana –hora en que se convocó al mitin–, un grupo de música jarocha amenizaba los ánimos de la gente, con su crítica a los gobiernos, a las televisoras y su apoyo al tabasqueño.

Las pancartas mostraban la creatividad del ciudadano: “la familia Peña está con AMLO”, “mi apellido es Peña y no miento ni doy Peña. Yo AMLO”, se observaba en cartulinas que alzaban con gusto hombres y mujeres que se ubicaron en las afueras de la entrada a las instalaciones del DIF estatal (debajo de los arcos que están en la zona poniente de Plaza de Armas).

También destacaba un periódico mural pegado entre los árboles con las peticiones de la abuela, los tendederos de propaganda del candidato por entre las lámparas de la plaza, y toda clase de souvenirs relacionados con el candidato (hasta condones marca AMLOVE).

Desde el estrado se acomodaban como si de veras se quisieran la mayoría de los candidatos a un puesto de elección popular, ahí los Zumaya, los Aguilera, los Camacho, se peleaban por ver quién aparecía en primera fila con el candidato presidencial, para tomarse la foto del recuerdo.

La espera se prolongó hasta que hora y media después de la cita, el candidato arribó por la valla humana ya montada, tomándose fuertemente de las manos.

El tumulto de gente no se hizo esperar para ir a saludar al candidato agolpándose, levantando las pancartas, gritándole “¡Presidente, Presidente!”, “¡es un honor estar con Obrador!” y “¡Andrés amigo, Querétaro está contigo!”.

“¡Andrés amigo, Querétaro está contigo!”

En cuanto López Obrador llegó a la asamblea informativa –a las 11:40 de la mañana–, decenas de personas se acumularon en un espacio mínimo para ver al candidato, a empujones buscaban darle la mano, saludarlo, animarlo o acercarse a él.

López Obrador se trasladó sin problemas a través de la valla humana. Ahí, ante el público asistente, saludando a los que se agazaparon para verlo, se estrechaba abrazos a sí mismo, como queriendo darle el abrazo a todos sus simpatizantes, los gritos de apoyo no cesaban: “¡Presidente presidente!”, “¡Andrés amigo, Querétaro está contigo!”.

La candidata al Senado, Celia Maya, fue quien dio unas palabras de bienvenida, atropelladas, enjundiosas, quizá por el momento en que se encontraba.

Las sombrillas y las banderillas estaban en lo alto de las cabezas de los simpatizantes. No dejaban ver a quienes permanecían atrás. Los que podían se refrescaban con las paletas de hielo, las aguas frescas y los frondosos árboles de la plaza, en donde hasta entre sus ramas la gente se colgaba para tener una mejor panorámica de su candidato.

No pasó mucho tiempo para que comenzara los ataques contra sus detractores, como contra el copetón que se está desinflando como globo, decía el candidato del Movimiento Progresista.

Comparó a Enrique Peña Nieto con la comida chatarra, con un paquete de papas fritas, una telenovela; así, con arremetas a quienes quieren imponerlo en el poder –sus patrocinadores oficiales–, sentenció que quieren continuar la misma política de corrupción.

“¡Vamos a descopetar arriba!”, pregonó con respecto a los excesos y los lujos en la parte alta de la burocracia del gobierno.

El discurso del candidato presidencial no varió en torno a lo que viene diciendo en sus spots: la reedición de la ‘guerra sucia’ de 2006, los ataques a su persona, los principios básicos de conducta que tendrá en caso de ser Presidente de México, entre otros

Desde los balcones de oficinas de Gobierno Estatal, los burócratas se asomaban a ver el tumulto de gente, grababan con sus iPad, sus cámaras fotográficas, observaban el entorno; un simpatizante volteó hacia ellos y les gritó “para que escuchen”.

Entre las porras, los gritos y el apoyo de la gente culminó su mitin una hora después cantando el Himno Nacional mexicano.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba