Información

“Verdades históricas” construyen narrativas de olvido

Sobre la presentación del libro La Liga Comunista 23 de Septiembre, el coordinador del texto explicó que nace de la necesidad de mirar hacia el pasado y regresar al presente, para ver qué es lo que ha ocurrido con la Liga Comunista y con el país, durante estos 40 años.

“Dominar la información del pasado es fundamental para construir una sociedad con vista al futuro”, sentenció el doctor en antropología por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, Rodolfo Gamiño Muñoz, autor del libro ‘Guerrilla, represión y prensa en la década de los setenta en México’.

El investigador refirió que a la historia se le moldea, se le dan los giros y la orientación política que más convenga y después se le nombra como la historia oficial. Un ejemplo, es la verdad histórica del caso de Ayotzinapa, la cual José Murillo Karam contó. “De esta manera, se construyen narrativas y políticas de olvido”, expresó el autor.

Durante la presentación del libro ‘La Liga Comunista 23 de Septiembre. Cuatro décadas a debate: Historia, memoria, testimonio y literatura’, realizada en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Gamiño Muñoz insistió en reivindicar la historia.

“La importancia radica en la lucha para que las políticas de olvido caigan y demostrar que el presente está anclado en un pasado que se ha intentado ocultar. Lo que nos resta como ciudadanos y académicos comprometidos, es develar el pasado y confrontar las perspectivas de verdad que el Estado ha impuesto y poder ver las lógicas del poder y de represión que han implantado los gobiernos”, consideró el investigador.

Gamiño Muñoz advirtió que tratar de reivindicar la historia incomodaría a los hacedores de la historia, es decir, al Estado, que tiene un nombre en particular: el Estado priista. Al respecto, recordó que los agentes de Estado del pasado son los mismos que gobiernan en el presente y ellos han sido los ingenieros de las estrategias represivas y de los anclajes del poder, construidos por el Partido de la Revolución Institucional.

-La frase de Orwell en ‘1984’: “Quien controla el pasado, controla el futuro. Quien controla el presente, controla el pasado”. ¿Qué piensa de esta frase?

Es una máxima muy parecida a decir: “la prensa es poder” y “el control de la información es poder”. Se refiere a cómo los gobiernos, ya sean municipales o estatales, han hecho una construcción de poder a partir del control de los datos del pasado, es decir, del conocimiento de los hechos y de los sucesos que ya ocurrieron, de la historia.

Por ejemplo, la violencia del Estado no se pudo ocultar en 1968, sin embargo, lograron borrar el proceso de la guerrilla urbana junto con sus demandas políticas, sociales e ideológicas. A quien tenga el control del pasado se le otorga la facultad de clausurarlo y de borrarlo.

-¿Qué opina de la manera en que enseñan Historia en los distintos grados de la educación institucional?

Es una estrategia de control desde el aprendizaje de la educación básica, en donde el sentido de la perspectiva histórica está fragmentado y parece que, esta materia que se enseña en la escuela, no tiene una trascendencia. Todo se reduce a memorizar datos y hacer homenajes.

Luis González y González la denominaba historia de bronce, a la que hay que reverenciar. Los hechos se nos presentan aparentemente lejanos en el tiempo y en el espacio y sin ninguna reminiscencia en el presente. Desde niños se nos enseña que la Historia sólo sirve para recordar sucesos, sin tener una implicación en la actualidad.

 

Sobre la presentación del libro La Liga Comunista 23 de Septiembre, el coordinador del texto explicó que nace de la necesidad de mirar hacia el pasado y regresar al presente, para ver qué es lo que ha ocurrido con la Liga Comunista y con el país, durante estos 40 años. La recopilación se conforma de ensayos, análisis y entrevistas.

Para concluir con la presentación, el moderador e historiador de la UAQ, Kevyn Simon Delgado, sentenció que la Liga fue “una organización que nació aislada y murió aislada”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba