Información

Voces homogéneas en medios, el ideal del gobierno: Gabriel Morales

En Querétaro existe una tentación de control, opinó el periodista

Por: Ricardo Lugo Medina

Durante el gobierno priista de José Calzada Rovirosa han ido en aumento la ‘manipulación’ de los medios, la autocensura de los periodistas y el incumplimiento en el derecho a la información, manifestó el periodista Gabriel Morales López.

Entrevistado después del foro “Diálogo entre periodistas. Los pendientes de la libertad de expresión”, realizado el miércoles 5 de diciembre en el auditorio de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ, el ex jefe de Información de Cablecom y Grupo Imagen (radio) aseguró que en Querétaro existe una tentación de control “muy fuerte y una aspiración de tener voces homogéneas que se dediquen a hacer lo que manda el poder en turno.”

“Hasta cierto punto es un comportamiento natural de la política, porque el poder busca el mantenimiento del poder y una de las formas de mantenerlo es cuidar la imagen pública. Dar la impresión de que se tiene consenso, que se están haciendo bien las cosas aunque nuestro entorno nos indique otra cosa”, afirmó el ex coordinador de Comunicación y Medios del Instituto Electoral de Querétaro (IEQ).

Agregó que le parece inútil la forma de control del Gobierno Estatal al otorgar cuantiosos contratos publicitarios a los medios de comunicación, “tan mal está quien ofrece dinero para asentar una agenda pública a favor del mantenimiento del poder, como quien acepta el dinero. Es la fantasía de voces unánimes de discursos únicos.”

Destacó que al funcionario en turno “no quiere que se le toque ni con el pétalo de una rosa. O que se le cuestione.”

Desde su experiencia de trabajo dentro del IEQ, reveló que “lamentablemente” existe control desde el Ejecutivo estatal hacia los organismos que, de acuerdo con Morales López, “debiesen ser autónomos”. Dijo que las evidencias para comprobar las prebendas que reciben los funcionarios son difíciles de sacar a la luz pública debido a que esos tratos se hacen de manera extraoficial.

“Aquí está el control: si el gobernador o el secretario de Gobierno, quebrantando la autonomía, le dio un oficio al consejero tal del IEQ o de la dependencia CEIG (Comisión Estatal de Información Gubernamental), dándole línea.

“Esto se da a través de lo que le llaman ‘las reuniones en corto’. Y si alguien trata de denunciarlo se le desacredita porque no hay pruebas. En la cultura de documentación que tenemos, el papelito habla. Entonces comprobar la sumisión de los organismos autónomos al gobierno es difícil”, enfatizó.

Para Morales López, los periódicos locales no presentan pluralidad alguna, ya que los cinco diarios más importantes publican las mismas noticias debido a los contratos ‘millonarios’ que sostienen con el gobierno de José Calzada.

 

Acceso a la información, el arma de los ciudadanos

A 10 años de que el derecho de acceso a la información se implementó en la legislación del estado, Gabriel Morales enfatizó que las solicitudes de información gubernamental han ido en disminución por parte de la sociedad queretana.

“La administración pública es como un laberinto con muchos minotauros que resguardan la información.

“Guardar secretos es lo que da ventaja al poder. En cuanto las cosas van saliendo a la luz pública, van perdiendo el poder y mientras más sepamos los ciudadanos de cómo se manejan las cosas públicas, vamos a tener mejores formas cómo vigilar el actuar de los políticos.”

En cuestión de las leyes de acceso a la información, manifestó el periodista, está el mecanismo para acceder al “laberinto”, sin embargo quienes manejan la información son “poco amables cuando los ciudadanos intentan encontrar los secretos dentro del laberinto.

“Hay la intención de ‘no digas esto o aquello ni sueltes este oficio porque políticamente nos pegan’. Intentan darle largas, contestar otras cosas y cualquier maña es usada para no proporcionar la información que tienen, lo que a la larga crea desencanto en la ciudadanía.”

El egresado de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación lamentó dicha situación y mencionó que una de las principales causas que impiden a los ciudadanos ejercer plenamente este derecho es el desconocimiento de la ley.

“Como están las reglas si no haces la pregunta exacta te dicen que esa información no se tiene. Tienes que saber la estructura del laberinto para hacer la pregunta pertinente y arrancarles la información. Propongo que en las instituciones se oriente a la ciudadanía para que ejerza este derecho de manera correcta.”

Al ser cuestionado sobre los regalos que directores de medios y periodistas reciben de parte de Gobierno del Estado en las cenas de fin de año y que son financiados con recursos públicos (Tribuna de Querétaro, 644), subrayó que es una mala práctica ya que ese dinero se puede aplicar en otra cosa.

Dichas cenas forman parte de la agenda gubernamental y “las hacen con la intención de tener reciprocidad” de parte de quienes manejan los medios de comunicación en Querétaro.

“No te dicen claramente: ‘te invito a la comida, te doy un regalo o te lo rifo, pero escribe así’. Es una valor entendido en el que vas, recibes el regalo y tú ves la generosidad del gobierno, pero el mensaje es ‘no nos pegues’”.

Finalmente, Gabriel Morales López añadió que una forma de impedirlo es que los periodistas creen conciencia sobre las prácticas de manipulación del gobierno para impedir que el derecho a la libertad de expresión se vea limitado.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba