Invitados

Alma en pena de Ricardo Anaya Cortés.

Un cadáver pestilente que murió en 2018
buscando ser presidente del Camposanto escapó.
La Fis-Calaca lo busca porque a pesar de ser mocho
no le hizo fuchi a los moches y mucha plata aceptó.

La Catrina a Don Anaya no le dejó escapatoria
le dijo que por gandalla se lo llevaría al Panteón
pues «muchísimo coraje» le dio cuando su oratoria
usó contra las caguamas, y eso no tiene perdón.

Ricardo espantado grita: «¡Parca, esto es un ultraje!
Me persiguen enemigos y de seguro Obrador
te envió porque soy temido, así que hago mi equipaje.
Me voy a Atlanta de viaje. ¡Calaca, «esto es un complot!»

-No te vas, te llevaré a tremendo pachangón
donde Kuri, Pancho y Nava conversos en esqueletos
inmersos en lodo están lloriqueando muy inquietos,
titiriteando de frío, su tumba es un socavón.

Riqui Riquín Profuguín, ya atiende mi citatorio
ya estás hecho un Calaquín por mucho que te defiendas,
te gustaba ser Catrín, así que en este velorio
de la Catrina eres novio y tu alma será mi ofrenda.

La Parca a Ricardo Anaya le dio un paseo espiritual
por toditito el Mictlán sobre una combi amarrado,
con Quadri de chófer zombi… y a tuitazos apedreados
van con la Flaca aterrados grabando un documental.

Texto elaborado en el taller de calavera Huesos y versos toltecas, impartido por Daniel Muñoz Vega

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba