Invitados

Caravana de la CNTE

Por su cuenta, los profesores de la CNTE mantendrán su jornada de lucha y emplearán las estrategias que consideren pertinentes para solucionar sus demandas.

La Sección XVIII (Michoacán) adherida a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), emprendió la “Caravana por la estabilidad laboral y sindical” para exigir al gobierno federal el cumplimiento de los acuerdos pactados el 19 de agosto de 2020.

El recorrido comenzó en el Estado de Michoacán los días 6 y 7 de febrero, el lunes 8 llegaron al Estado de México y, finalmente, el 9 arribaron a la Ciudad de México. Los profesores de la CNTE; solicitaban el cumplimiento de los compromisos convenidos con el Presidente de la República.

Cabe mencionar que los profesores (“centistas”) ya habían realizado protestas pues, semanas antes, se manifestaron en el puerto de Lázaro Cárdenas. Al no obtener respuesta o solución a sus demandas —por parte del gobierno michoacano—, decidieron iniciar la Caravana rumbo a Palacio Nacional.

Durante el recorrido realizaron un “bloqueo móvil” (ocupando dos carriles de las autopistas y desplazar sus vehículos a una velocidad de 20 o 40 km/ h). Con ello, se generó un caos vehicular para llamar la atención de las autoridades.

La Caravana estuvo integrada por un total de mil 200 maestros michoacanos trasladados en automóviles particulares, autobuses y camionetas. Para solventar los gastos de gasolina, tomaron casetas de peaje y solicitaron el apoyo económico de los automovilistas.

Además, se integraron docentes de Jalisco que requerían el pago salarial (suspendido) a maestros cesados a causa de la Reforma Educativa (RE) del sexenio de Enrique Peña Nieto. De igual manera, se incluyeron profesores de la CNTE-Hidalgo para exigir la reapertura de la Normal Rural “Luis Villareal” (Mexe).

Por su parte, los docentes michoacanos demandaban: contratación de los estudiantes egresados de las Normales públicas en esa entidad (algunos tienen dos años desempleados), la asignación de Plazas definitivas para asegurar la estabilidad laboral y el pago salarial a maestros eventuales (1200 docentes) —existe un adeudo de casi dos años—.

Adicionalmente, pedían la federalización de la nómina (existe un trato diferenciado con los trabajadores estatales). Los “centistas” mencionan que hay omisión en los pagos de bonos, prestaciones y que, el gobernador presenta (en el congreso estatal), un déficit presupuestario de cinco mil millones de pesos que impide cubrir los salarios de docentes en los últimos cuatro meses de cada año.

Sin embargo, existe incertidumbre pues, no queda claro si el gobierno federal resolverá los compromisos con los maestros de la coordinadora. Por su cuenta, los profesores de la CNTE mantendrán su jornada de lucha y emplearán las estrategias que consideren pertinentes para solucionar sus demandas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba