Invitados

‘La Consagración’ de la Primavera’: origen de un escándalo (II)

Con ‘La Consagración’ de la Primavera’, Stravinsky realizó un trabajo totalmente revolucionario. Consiguió transformar y revolucionar la música con la implementación de insólitos recursos nunca antes utilizados dentro de la composición.

El estreno de ‘La Consagración’ de la Primavera’ se vio inmerso en toda esta hostilidad e inconformidad mostrada por el público parisiense. Sin duda alguna, todo el descontento hacia Astruc y la reciente construcción del nuevo teatro, en combinación con el agitador, revolucionario y estridente ballet realizado por Stravinsky, Nijinsky y Roerich inevitablemente ocasionaría el estruendoso evento ocurrido la noche del 29 de mayo.

Un día antes del estreno, se llevó a cabo el último de los ensayos del ballet. A éste acudieron varios críticos, pintores, músicos, artistas, actores, y los representantes culturales más importantes de París. Al día siguiente, en la mañana del mismo 29 de mayo, se realizaron publicaciones en varios periódicos importantes. Se decía que los productores del nuevo ballet esperaban una recepción muy controvertida de la obra. La reacción y comportamiento de la audiencia en el estreno debe evaluarse considerando los prejuicios que hasta entonces se habían creado; prejuicios que estuvieron gestándose por varios meses dentro de los círculos artísticos y sociales.

Después de su estreno, y como ya se había programado, ‘La Consagración’ de la Primavera’ se presentó cuatro veces más; pero sin llegar a causar interés o entusiasmo. El escándalo de la primera noche no volvió a repetirse. Diaghilev se negaba a revivir la obra porque resultaba muy costosa. Se necesitaba de muchos más músicos para la orquesta y una gran cantidad de ensayos. Para Diaghilev, resultaba una mala inversión.

Fue hasta el año 1921, sin embargo, que el ballet fue revivido con una coreografía completamente nueva, realizada por Léonide Massine, y que se mantuvo en el repertorio de los Ballets Rusos hasta la muerte de Diaghilev en 1929. Para esa ocasión, el significado emocional de la concepción original fue completamente ignorado y la acción fue despojada de sus pretensiones históricas y arqueológicas.

De acuerdo a la nueva visión del ballet, ‘La Consagración’ comenzó a catalogarse como una obra absoluta, universal, carente de expresión, y resultado de una construcción objetiva. Massine favoreció esta idea, realizando diseños en la coreografía totalmente geométricos, a los que él mismo llamó: contrapunto de la danza; mientras que para la coreografía original, el único propósito de Nijinsky fue el de expresar con movimiento el ritmo que Stravinsky había escrito directamente en la partitura.

Así es como el mensaje original de ‘La Consagración’ de la Primavera’ comenzó a transformarse y a tergiversarse en manos de sus nuevos intérpretes. A través de algunas producciones actuales, incluso, el ballet se ha convertido en una acusación a la opresión humana y una celebración de sexo pro-creativo. Realizar una evaluación sobre la producción original resulta muy complicado ya que la coreografía de Nijinsky nunca fue filmada. Sin embargo, se han realizado adaptaciones muy fieles gracias a la interpretación de bocetos y anotaciones realizadas por Nijinsky para la coreografía original. Esto ha sido posible gracias al trabajo de Marie Rambert, bailarina contratada por Diaghilev entre 1912 y 1913. Rambert conservó una versión anotada de la partitura a piano a cuatro manos en la que misma anotaba todas las instrucciones verbales que Nijinsky realizaba. Esto se convirtió en la base para la reconstrucción de la coreografía original y que se realizó en 1987 en una producción de la compañía norteamericana Joffrey Ballet.

A pesar de toda la resistencia que el público mostró hacia el ballet de Stravinsky en 1913, ‘La Consagración’ de la Primavera’ se fue abriendo camino a lo largo de los años. Con el tiempo, logró ser completamente reconocida y alabada, logrando convertirse en ícono colosal del arte modernista del siglo XX. Esto, en parte, gracias al alboroto causado en su estreno; a causa de venir arrastrando tras de sí aquella leyenda ocurrida la noche de su primera presentación.

Conclusión

Con ‘La Consagración’ de la Primavera’, Stravinsky realizó un trabajo totalmente revolucionario. Consiguió transformar y revolucionar la música con la implementación de insólitos recursos nunca antes utilizados dentro de la composición que abarcaban elementos desde la melodía armonía y principalmente en la rítmica.

Una modernidad para la que el público aún no estaba preparado. Stravinsky logró escribir música realmente impredecible, capturó el alma de la naturaleza y la esencia de lo salvaje. Probablemente es por eso que ‘La Consagración’ llegó a ser reconocida como espectacularmente fea. Porque hacía referencia y alusión a lo salvaje, a la naturaleza y a lo grotesco. También se hablaba de la fealdad del ballet tan fuertemente criticado en su coreografía original.

La música de ‘La Consagración’ nunca sufrió el rechazo que se mostró en el ballet. La noche del estreno, muchos ni siquiera pudieron escuchar la música a causa de todos los silbidos y abucheos. Culpar al ballet y culpar a Nijinsky es totalmente inadecuado. La audiencia en ese entonces ya había sido antagonizada. Estaba lista para protestar sin importar lo que verían o escucharían. Desde antes del estreno ya estaban los convencidos y los escépticos.

Para la década de 1950, ‘La Consagración’ de la Primavera’ ya se había convertido en una pieza indispensable para el repertorio orquestal. En la actualidad es universalmente escuchada y estudiada en libros y cursos. Se encuentra entre la lista de las 50 piezas favoritas y podemos verla en cualquier guía del consumidor en cuanto a grabaciones se refiere y cuenta con una cantidad enorme de diferentes versiones grabadas. Con un estimado de 500 y 600 presentaciones públicas por año.

 

(El Dr. Mauricio Beltrán Miranda es profesor e investigador de tiempo completo en la Facultad de Bellas Artes. Alberto Novoa Ruiz estudió la Licenciatura en Música también en la Facultad de Bellas Artes)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba