Opinión

A propósito de la elección en Venezuela

Por: Luis David Cruz González*

Una vez más triunfa el proyecto político de construcción al socialismo en Venezuela comenzado en 1999, bajo un sistema electoral de voto electrónico que lo hace de los más fiables y transparentes del mundo.

 

El actual Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, refrendó por tercera vez su mandato con un 54.42 por ciento de los votos en una de las elecciones que se presumían como las más competidas por la Presidencia de ese país.

La pregunta que ahora salta a la vista es en relación a los mecanismos que se adoptarán para lograr la unidad postelectoral en una nación caracterizada por la división social y la segmentación ideológica cada vez más evidente como resultado de las posturas políticas que asumen las distintas clases sociales, sobre todo, en la polarización que se evidencia en las clases medias que están en favor y en contra de este proyecto político contra-hegemónico.

El triunfo de Hugo Chávez plantea una seria reflexión acerca de los contenidos políticos de su propuesta y del nivel de enfrentamiento que mantiene con las oligarquías financieras y demás grupos opositores, entre los que se encuentra un importante sector estudiantil de la principal casa de estudios venezolana, la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Es de entenderse que en una verdadera democracia deben existir grupos opuestos a los proyectos políticos de un gobierno, pero éstos deben manejarse bajo la legalidad y normativas vigentes, por lo que es importante que expresen por la vía legal sus presiones al proyecto de gobierno y no caigan nuevamente en la escasez planificada de productos o en tentativas de boicot económico como el orquestado con el paro patronal del año 2004.

Lo que resulta verdaderamente importante para un proyecto que se asume como socialista del siglo XXI es que se capaciten de forma efectiva a los consejos obreros en el manejo eficiente y productivo de las empresas nacionalizadas por el Estado y entregadas a éstos, que se articulen de mejor manera con el gobierno nacional los consejos comunitarios autónomos vinculados con el Ministerio de Cultura y Poder Popular con el propósito de presentar iniciativas ciudadanas útiles para su comunidad, que se organicen a las Cooperativas de Producción Autónomas para que logren eludir la burocracia de funcionarios regionales y locales, pero principalmente que se apoye a las organizaciones campesinas para lograr elevar la producción y disponibilidad de alimentos que le conceda a ese país autonomía alimentaria. Igualmente que la aplicación de políticas públicas y los diversos programas sociales (Misiones Sociales) continúen sumando para corregir la estructura desigual de la riqueza y posibiliten la justicia social.

Un tema fundamental que deviene con el triunfo del comandante Hugo Chávez es conocer la forma en la que continuará las relaciones internacionales con países latinoamericanos –con los EU está por demás– y si realmente se abonará a la unificación de la comunidad latinoamericana como promete en sus discursos o generará distanciamientos como ha ocurrido en la práctica.

Lo que sí es seguro, es que aún con el considerado “bajo margen” entre los dos principales punteros (10 por ciento), los resultados emitidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE) no propiciarán ningún desencuentro entre los actores políticos ni se observarán actitudes de forzada legitimación como ocurrió en México en la elección de 2006; apostamos que los representantes políticos continuarán su enfrentamiento sin exabruptos como los sucedidos en el nuestro país –léase el plantón en el Zócalo y la toma de las principales arterias de la ciudad de México– o con políticas unilaterales de guerras contra el narcotráfico con el Ejército en las calles como protagonista principal.

* Estudiante de la Maestría en Ciencias Sociales UAQ.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba