Opinión

Algunas complicaciones dentro de la práctica en Psicología Clínica

Por: Juan Carlos Luján Chávez

Hablar de la práctica en la Psicología es verdaderamente difícil, ya que uno se enfrenta a muchas cosas, muchas creencias y mitos populares, también está la poca experiencia. Dentro de mi práctica una de las cosas más difíciles de enfrentar fue justamente esa creencia cotidiana que se tiene sobre el trabajo del psicólogo clínico. La imagen que los medios masivos de información dan a nuestra práctica ha creado una expectativa de salvación o de misticismo para quien acude a buscar nuestro servicio, esto hace difícil la práctica ya que la perspectiva sobre el trabajo psicoterapéutico pide una solución inmediata, exacta y que sea para siempre.

Una de las peticiones que los pacientes constantemente realizan es: Dígame usted qué hacer, porque yo no lo sé. Esto en un principio, cuando la experiencia es prácticamente nula, hace complicada la intervención, y de la postura que se toma en ese momento dependen muchas cosas futuras. La salida fácil ante tal situación podría ser el dar un consejo, esto es caer en aquellas imágenes que las personas tienen del trabajo del psicólogo y sería un error pensar que eso es lo que se hace, mucho más grave sería hacerlo.

Aquí es donde entran las materias que se revisaron a lo largo de la carrera, así como las discusiones y los debates que se llevaron a cabo dentro de las aulas, aquellos conocimientos adquiridos empiezan a tener forma, se mezclan con la práctica y de ambas partes se empieza a aprender y a establecer las formas de intervenir con los pacientes.

Cabe mencionar que esto es un trabajo exhaustivo, ya que otra de las creencias que se tiene es que “el psicólogo sólo se sienta a escuchar”, pero no es sólo una escucha clásica de amigos, es más bien un trabajo arduo y demandante, ya que cada persona es única, y todos viven las cosas y las situaciones de manera diferente, así es como se debe de elaborar una trabajo especial con cada caso, para cada persona que llega pidiendo ayuda por éste u otro malestar.

Se deben mantener reglas éticas bien establecidas que serán en un principio las moderadoras del trabajo en la psicoterapia, pero éstas siempre se encuentran a merced de fracasar, tanto del lado del paciente, quien pide una solución inmediata y exigente, como del lado del terapeuta, quien debe mantenerse al margen de su vida personal y el trabajo profesional.

Otra de las dificultades a la cual me enfrenté al iniciar mi práctica profesional es aquella donde el paciente no regresa, esto en su momento me hizo caer en la creencia de mi poca vocación respecto a la profesión, pero es justamente una de las cosas que van moldeando el carácter y la forma de intervención, no sólo es responsabilidad del terapeuta como se cree, es en parte fundamental la intención del paciente y su dedicación, se trabaja en conjunto, esto complica mucho la situación del psicólogo en una etapa cultural donde las respuestas a los problemas se quieren inmediatas, y entonces la Psicología se vuelve lenta e incluso innecesaria ante la cantidad de productos que prometen la felicidad y que se pueden conseguir hoy a un bajo costo en el mercado.

La práctica es complicada, pero en mi experiencia puedo afirmar que es necesaria ya que hay respuestas que sólo dentro de la Psicología se pueden encontrar, puesto que no existe alguna otra disciplina que enfrente aquellas cosas que parecen innecesarias, como los sentimientos, los afectos, los valores o el sufrimiento. Éstas son situaciones que todo ser humano atraviesa y muchas veces se vuelven tan difíciles de superar, que hace falta de una ayuda profesional, la cual en mi opinión debe ser ejercida con dedicación, y esfuerzo, teniendo siempre en cuenta la constante preparación, así como que la experiencia nunca se completa, siempre hay que estar buscando nuevas formas de exponer la Psicología, ya que ésta crece con el ser humano y es necesario buscar la adaptación para un servir profesional y ético.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba