Opinión

AMLO, Drucker, Ciencia y Tecnología

Por Ángel Balderas Puga

«Más divulgación de la ciencia y menos telenovelas».

El pasado 30 de mayo, estuvo en nuestra universidad, el doctor René Drucker Colín, científico mexicano ampliamente reconocido, especializado en fisiología y neurobiología, investigador emérito del Sistema Nacional de Investigadores, ex presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, Premio Nacional de Ciencias y Artes, Premio UNAM en Investigación en Ciencias Naturales y Premio a la Excelencia Médica, entre otras cosas. Drucker ha recibido también reconocimientos en el extranjero, por ejemplo, del International Behavioral Neuroscience Society.

El doctor Drucker ha sido propuesto por Andrés Manuel López Obrador para, en caso que AMLO gane la Presidencia, encabezar una Secretaría de Estado que, en este momento, no existe: la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación. A diferencia de otros candidatos, AMLO ha dado a conocer a los personajes que integrarían su gabinete.

En su conferencia, el doctor Drucker esbozó las líneas generales de lo que sería la política pública en ciencia y tecnología (CyT) de un gobierno progresista y de izquierda.

Aumento de inversión en CyT

En primer lugar, Drucker señaló que, en un eventual gobierno de AMLO, aumentaría la inversión en CyT del actual pobrísimo 0.33 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a un 0.75 por ciento en el primer trienio, para terminar con un uno por ciento al final del sexenio. Al respecto cabe señalar que la falta de inversión en este sector estratégico ha tenido consecuencias nefastas para nuestro país en términos de pérdida de soberanía y de independencia. Como señaló Drucker, a la derecha mexicana no le interesa la CyT, “para ellos es más importante ir a la iglesia”. En efecto, esta concepción irresponsable de la derecha mexicana se ha traducido en números concretos: en los dos sexenios panistas nunca se ha invertido más del 0.43 por ciento del PIB y con Felipe Calderón cayó hasta el 0.33 por ciento señalado.

Es necesario subrayar que, desde 2006, la actual ley de CyT señala que el gasto nacional en ese rubro no debe ser inferior del uno por ciento del PIB, por lo que tenemos un Gobierno Federal que se ha dedicado a violar de manera flagrante esta ley.

Por otro lado, estamos por debajo del promedio de inversión en América Latina que, en los últimos años, ha sido del 0.58 por ciento del PIB, del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que es del 2.3 por ciento y de países líderes como Japón, Finlandia, Suecia o Israel que invierten arriba del 3.4 por ciento, es decir, 10 veces más que México.

En este sentido, la propuesta de Drucker es, además de interesante, benéfica para el desarrollo de nuestro país pues se invertiría el triple de lo que se invierte ahora, además de que, finalmente, se cumpliría la ley respectiva.

Aumento de doctores

Drucker remarcó que México gradúa, aproximadamente, tres mil doctores al año mientras que Brasil gradúa 11 mil y los Estados Unidos entre 45 y 50 mil y que el número de investigadores en nuestro país es de apenas 18 mil. Con base en estos datos propone aumentar el número de investigadores a 50 mil al final del sexenio. Es decir, formar a poco más de cinco mil investigadores cada año pero que además se buscaría que todos los nuevos doctores tuvieran trabajo bien pagado y que no tuvieran que emigrar al extranjero para seguir creciendo.

Apoyo a la investigación estratégica

Drucker señaló, justamente, que se apoyarían todas las áreas científicas y la multidisciplinariedad, aunque lógicamente se daría prioridad a aquéllas que son estratégicas para nuestra nación como cuestiones ligadas a fuentes alternativas de energía, salud, soberanía alimentaria y biotecnología marina para aprovechar nuestros 10 mil kilómetros de costas.

Se comprometió a crear un nuevo centro de investigación público cada año, fortalecer los que ya existen, así como la investigación en las universidades. Se promovería que las universidades privadas hicieran investigación, pues actualmente hacen muy poca.

Desarrollo

Drucker planteó el apoyo a la investigación básica, la que a su vez sirve de base para el desarrollo tecnológico, lo que permite la innovación y por lo tanto la competitividad de las empresas, lo que a su vez genera fuentes de empleos. Fuertes aplausos arrancó entre el auditorio cuando señaló que la creación de empleos es el mejor antídoto contra la violencia y que ésta disminuiría apenas Andrés Manuel López Obrador tomara posesión como Presidente de México.

La nueva Secretaría implementaría el sistema overhead, usado en universidades de países desarrollados. Este sistema consiste en que si un investigador consigue recursos económicos, se le darían a su institución un 50 por ciento de recursos adicionales (por ejemplo, en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, se llega a un 80 por ciento adicional).

Se daría gran apoyo a las Pymes (pequeñas y medianas empresas) que son las que generan el 75 por ciento de los puestos de trabajo en nuestro país incluso con 100 por ciento de capital de riesgo para el primer año y 50 por ciento para el segundo año, pero con el requisito de la contratación de dos doctores jóvenes cuyo sueldo pagaría el gobierno durante dos años.

Éstas son algunas de las propuestas para CyT de la izquierda mexicana, ¿conoce usted las propuestas de la derecha? (sea panista o priista).

anbapu05@yahoo.com.mx

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba