Articulistas

#ActúaPorElAgua

No hay planeta B. Indudablemente estamos en tiempos de acción. Queremos actuar y hacerlo pronto porque la crisis ya se nos vino encima. La década de la acción, la acción por el clima, son las premisas globales. Proliferan los grupos para poner manos a la obra.

Sin embargo, es importante cuidar la acción. Porque actuar por actuar, en reacción o en ignorancia puede ser incluso peor que no hacerlo. La acción desinformada, acrítica, cortoplacista e irreflexiva, no solamente suele terminar en un despilfarro de energía con poca efectividad, sino que a veces termina lastimando el tejido organizativo, lapidando los ánimos colectivos o empeorando la situación.

Entre los errores habituales de la acción están mirar solo hacia adelante, hacia “las generaciones futuras”, hacia “el tiempo de cambio”, sin llevar consigo los importantísimos aprendizajes pasados. Pensar el hoy como algo aislado, desvinculado del ayer, y no como resultado causal de procesos continuos y hasta cíclicos: la acción desmemoriada. También la acción sin entender a la naturaleza, sus procesos, su vocación y su lógica. Pasa con las reforestaciones inefectivas, hechas sin plantas adecuadas, en tiempos inadecuados, sin técnicas de cuidado, con enormes tasas de mortandad, que tratando de resolver un problema terminan generando otros. O bien, comprarse la primera explicación unicausal y simplista de problema que se presenta. Difícilmente se puede cambiar lo que no se comprende.

El umbral apocalíptico que nos advierten en cotidiano, el dedo que señala a la humanidad como principal causante del deterioro planetario y el sentido de emergencia, permean nuestra acción. Cuando el actuar se conduce por el miedo, la culpa o la prisa de “ver quién hace más”, se debilita. Si de verdad se quiere cambiar con el acto, individual o colectivo, éste debe ser cuidadoso; es decir, tanto informado como consciente.

Hacia allá apunta la campaña permanente Actúa por el agua articulada desde el Museo del Agua de la ciudad de Querétaro, a partir de la cual se ponen a disposición de la sociedad una serie de dispositivos informativos y participativos para conocer aspectos del agua y su territorio que resultan indispensables para la acción. Dentro de este esfuerzo, organizaciones y colectivos integrantes la Agenda Agua y Clima de Querétaro 2021 convocan al festival ciudadano Agua que corre: alternativas ciudadanas por el agua. Un espacio de talleres, conversatorios, exposiciones y otras actividades, donde próximamente se darán cita para compartir experiencias y aprender haciendo, personas y grupos activos e interesados en afrontar creativamente la actual crisis hídrica. Entre ellos, Micelio Urbano, Casa Xantuario, Proyecto Xymbionte, La Otra Bandita, LABUR, Tierra Negra, México Lindo y Qué Limpio, Casa Verde Central Creativa, el Centro Regional de Capacitación en Cuencas, el Colectivo Nodo, Müta biocultural, Querétaro Salvaje, Ambientalistas del Centro y Coloca Tierra. Estamos a tiempo de articular colectivamente una acción reflexiva e inteligente que nos permita ya no vislumbrar sino construir otros horizontes posibles.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba