Articulistas

Anhelos en movimiento: travesía hacia el buen vivir

El martes pasado, en la Casa de la Vinculación Social de la UAQ en Carrillo Puerto, inició el taller de formación social “Anhelos en movimiento: travesía hacia el Buen vivir”, promovido, entre otras organizaciones, por la Nueva Constituyente Ciudadana Popular-Comité Estatal de Querétaro.

Este taller abre espacios para compartir miradas sobre cómo nos va en la vida, a partir de lo que está sucediendo en nuestro país; qué podemos hacer para superar los desafíos que la realidad actual nos presenta; cómo podemos empoderarnos como individuos y como pueblos para fortalecer nuestra autonomía y democracia; para participar en la construcción de un nuevo régimen, en que el ‘buen vivir’ sea una realidad para todos, y frenar (ahí donde podamos) el poderoso dominio del régimen neoliberal que nos está asfixiando, anestesiando y “zombizando” (dirían algunos).

Tal espacio nos parece necesario, especialmente en estos tiempos de coyuntura electoral, en el que la población se ve jaloneada por tantos mensajes proselitistas (o francamente comerciales) de los partidos políticos, candidatos independientes, del INE y de diversas organizaciones empresariales, movimientos populares, y demás, que saturan el ambiente, generan confusión, enojo, desconfianza y repudio, en fin, hacia todo lo que huela a política. La formación socio-política de la población que debiera ser asignatura prioritaria de las escuelas y universidades públicas y de los partidos, ha sido entregada (como muchos otros bienes) al gran mercado y reducida a un simple tráfico comercial de ‘slogans’.

Por eso es sumamente importante impulsarla, desde otras lógicas más críticas, y por eso son bienvenidas las iniciativas de la sociedad civil para generar espacios de reflexión colectiva sobre estos temas.

Que la mayoría de la población se desentienda de la política es algo que conviene al régimen dominante, pues mientras menos resistencia u oposición tenga, gozará de mayor libertad para imponer sus leyes y apropiarse de la riqueza natural o de la que el resto de la humanidad produce. Por eso no podemos darnos el lujo de prescindir de la conversación sobre el tema, del análisis sobre lo que está sucediendo, de la planeación sobre cómo abrir grietas para impulsar otros modos alternativos de comprensión de la realidad y de la acción consecuente.

El nombre del taller ‘Anhelos en movimiento: travesía hacia el buen vivir’ enfatiza la importancia de la búsqueda de otras vías, dirigidas a construir una mejor nación y pretende trascender el mero señalamiento de los graves problemas que nos aquejan (diagnosis).

Ya existen excelentes diagnósticos sobre la terrible situación que estamos padeciendo (no sólo en México, sino en el mundo entero): los del CNI-EZLN, el que sostiene la sentencia del Tribunal Permanente de los Pueblos-Capítulo México, el que se expone en el documento ‘Desigualdad extrema en México: concentración del poder económico y político’ de Oxfam-México (basado en las investigaciones de Gerardo Esquivel), y muchos otros que han dejado muy claras las devastadoras consecuencias del imperio neoliberal en nuestro país.

Lo que hace falta es hacer visibles, compartir y articular los múltiples movimientos, experiencias y propuestas que están surgiendo por todos lados, para hacer realidad y potenciar otros modos de relación más sanos de los humanos entre sí y con la Naturaleza.

Una propuesta de transformación social, cada vez más sonora, es la de ‘Organícense’ (más allá del ‘¡Indignaos!’ del francés Stéphane Hessel, o del ‘¡Paren esta crisis, ya!’ del economista estadounidense Paul Krugman), se trata de impulsar un movimiento cooperativo, desde nuestros diversos contextos locales, para ganar autonomía como núcleos sociales (comunidades, colonias, pueblos, instituciones, organizaciones populares…), romper con la lógica autoritaria y asistencialista del Estado y obligar a nuestros representantes formales a ver lo que no ven; lo que (nos) pasa realmente y a actuar en consecuencia.

Se trata de decidirnos y prepararnos para participar en la construcción del gobierno que nos merecemos, más allá de las coyunturas electorales y para dirigir el rumbo de nuestras vidas, más allá de la lógica del mercado; de construir para todos ese ‘Buen Vivir’, propuesto por los pueblos originarios de Latinoamérica.

El taller ‘Anhelos en movimiento…’ parte de la idea de Hessel de que ‘un mundo diferente no puede ser construido por gente indiferente’, ni tampoco por gente atrapada en la impotencia y convencida de que “así es la vida y sólo queda adaptarnos y someternos al mandato dominante, para no ser excluidos”.

Su estructura retoma la metáfora de la migración. ‘Todos somos migrantes’ suele decir Alejando Solalinde, reconocido luchador social, quien vino de nuevo a Querétaro, para hablar sobre ese viaje que urge que todos emprendamos. (Continuará).

 

metamorfosis-mepa@hotmail.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba