Articulistas

Crónica de una fecha histórica…

El resultado sólo ha dejado huella en el mundo del futbol, pero en la vida cotidiana este resultado no hace ningún cambio; lo que sí podemos hacer es rescatar el ejemplo que nos han dado los futbolistas, de no dejarse llevar ante las críticas y los malos pronósticos.

Con mucho gusto, alegría, orgullo y euforia celebramos todos el magnífico triunfo del equipo de futbol mexicano ante el representativo de Alemania; así que vamos a disfrutar de esta agradable experiencia, vamos a darle el reconocimiento al trabajo del equipo y así como se les ha criticado (yo sí lo hice) tan fuerte e inquisitoriamente, vamos a aplaudirles y festejar tan trascendental resultado, porque en el mundo del futbol eso es lo que representa: una victoria trascendental que va a dejar una importante huella dentro de este deporte no sólo a nivel nacional, sino también mundial.

Éste es un día que quedará muy presente en la historia del futbol mundial por varias razones; primero por el escenario, la presentación del equipo mexicano y el debut de algunos jugadores (incluyendo al anotador del gol) así como el funcionamiento que nos había dejado con muchas dudas; todo esto, dentro de en un evento que se sintoniza en todo el orbe; segundo, por el rival, el campeón vigente de este evento que se ha caracterizado por una cultura del orden, de la planeación, del trabajo constante y la mejora continua, un equipo con mucha experiencia y fogueo en las ligas más exigentes del mundo; y tercero, la historia que acompaña al equipo alemán, que en cada una de sus presentaciones ha preservado una férrea disciplina y estricto apego al estilo con el que se desempeñan sin darse por vencidos, así como el temple y el carácter en su perfil profesional; un equipo alemán con una historia de éxitos que fue resumida por Gary Lineker, balón de plata europeo en 1986 con la frase: “El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan 11 contra 11, y siempre gana Alemania.”

Mucha gente quedó tan contenta con esta noticia que se olvidaron por un momento de las dificultades, de los problemas, las adversidades, y que sólo quiere disfrutar de esta victoria, la asume como propia y la celebra con gran efusividad; este triunfo es motivo de mucha celebración, y no es para menos, en el mundo del futbol esta noticia ha sido sorpresiva, ningún analista y experto en futbol daba siquiera una remota posibilidad de ganar el encuentro, los resultados más optimistas daban un empate entre ambos equipos pensando en un gran juego por parte del equipo mexicano y un mal día para el equipo alemán.

Así que cuando pienso en nuestra sociedad, el estado tan deplorable en que se encuentra, al verla tan golpeada, abatida, despojada y sometida, pienso que estos pequeños bosquejos de victoria vienen a ser un grato bálsamo para tantos padecimientos y dificultades, a la mayoría de la población le ha caído muy bien el resultado obtenido en medio de este ambiente tan agrio y desalentador que han provocado la clase política con sus decisiones malogradas producto de su ignorancia, su incompetencia y principalmente por su corrupción.

Mucha gente no quiere hablar de política en esta ocasión, quiere hablar de futbol porque están felices, eso lo entiendo perfectamente, nadie quiere abordar un tema tan deleznable junto con sus engendros que la protagonizan, así que mantengamos el festejo en lo futbolístico y pongamos el mismo empeño en trabajar para emparejarnos también en sus niveles de educación, salud, calidad de vida, economía y otros aspectos en los que también necesitamos desarrollarnos para nuestro beneficio; en esta ocasión la gente quiere hablar de futbol, porque en el mundo del futbol este resultado los ha puesto de cabeza, disfrutemos de esta alegría porque es un evento que sólo sucede cada 4 años y que dura sólo 15 días; después de eso el mundo externo seguirá su propio curso, incluso después de esta fecha muchos seguirán con sus mismos quehaceres, sus mismos horarios de trabajo, su mismo salario, sus mismas obligaciones, preocupaciones, deudas o cuentas por pagar, este resultado no mejora nuestra actual situación, pero sí puede darnos un empuje anímico para creer que nosotros también podemos llegar a hacer grandes cosas, a obtener grandes resultados.

Este resultado sólo ha dejado huella en el mundo del futbol, pero en el mundo laboral, el mundo educativo, en el mundo de su vida cotidiana amigo lector este resultado no hace ningún cambio, lo que sí podemos hacer es rescatar el ejemplo que nos han dado los futbolistas, de no dejarse llevar ante las críticas y los malos pronósticos, de dejar los complejos derrotistas de “para que voto si nada va a cambiar”, tomemos el ejemplo que nos dieron confiando en su propio talento y capacidades como equipo y empecemos a confiar en nuestros propios talentos, nuestros propios científicos, investigadores, innovadores, emprendedores y dejemos de pensar en que sólo con la inversión extranjera va a salir adelante nuestra economía, tomemos el ejemplo que nos dieron de no temer al rival con toda su capacidad y su grandeza y dejemos de pensar que no podemos cambiar este sistema de gobierno corrupto, inepto e indiferente con su población y que podemos como sociedad elegir a un gobierno que sí nos represente, que gobierne por y para la gente, pensemos que podemos lograr el gobierno que merecemos y que así como los jugadores se han comprometido y preparado para su encuentro con el campeón mundial de futbol, también nosotros como ciudadanos debemos comprometernos y prepararnos para elegir un proyecto de nación que beneficie a nuestro país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba