Articulistas

¿Cuándo detona la violencia en México en el pasado reciente?

Con datos oficiales del INEGI, la tasa de homicidios en el pasado reciente se disparó a partir del gobierno del panista Felipe Calderón, con su supuesta “guerra al narco”.

Varios medios de comunicación han publicado que el año pasado fue el “año más violento” en la historia reciente del país. Es necesario acotar frases como esta, dado que la medición de la violencia en la que se basa esta afirmación es única y exclusivamente en el número de homicidios; cuando este dato, por más importante que sea, no es más que uno de los indicadores para ser tomado en cuenta.

Esto ha servido para gritar al escándalo a los amlofóbicos recalcitrantes, acusando al gobierno de la 4T de ser un fracasado en su política de seguridad. Sin embargo, tenemos que analizar los datos con mayor cuidado.

El año pasado se cometieron en nuestro país 35 mil 588 homicidios. Sería importante desagregar esta cifra para saber cuántos de ellos se debieron al crimen organizado.

A nivel mundial, uno de los principales indicadores que se maneja es la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes. Este es un indicador relativo más certero, pues toma en cuenta el tamaño de la población. Así, en el año pasado, la tasa de homicidios en nuestro país fue de 27 por cada 100 mil habitantes. Ahora este número ¿es grande o pequeño? Lo más usual es compararlo con las tasas de otros países.

De acuerdo a datos de la ONU de 2017, en nuestro continente, el país con la tasa mayor es El Salvador (con una tasa aproximada de 62), seguido de Jamaica (57), Venezuela (casi 57), Honduras (casi 42), Belice, Bahamas, Brasil (30.5). En ese momento en nuestro país la tasa era de casi 25, ocupando el undécimo lugar. Sin embargo, esta tasa era ya muy alta con respecto a países con una incidencia delictiva menor; por ejemplo, Canadá (1.8), Chile (4.3), Argentina (5.1), USA (5.3) o Ecuador (5.8).

Sin embargo, si comparamos con países europeos (siempre con datos de 2017), las cifras anteriores son más dramáticas pues la tasa en nuestro país era ya 25 veces superior a la de Alemania (tasa de 1) y mucho mayor de otros países cuyas tasas no superan a un homicidio por cada 100 mil habitantes (como Irlanda, Países Bajos, Polonia, Grecia, Portugal, España, Noruega o Suiza). La tasa menor se da en Luxemburgo (0.3) seguido de Suiza y Noruega (0.5) y la república checa (0.6).

Más relevante para valorar las acciones del actual gobierno es el análisis de los datos históricos.

En efecto, con datos oficiales del INEGI, la tasa de homicidios en el pasado reciente se disparó a partir del gobierno del panista Felipe Calderón, con su supuesta “guerra al narco”. En ese gobierno se pasó de 10 mil 452 homicidios anuales a casi 26 mil al final del sexenio. Es decir, el número de homicidios aumentó en más de 15 mil anuales. La tasa de homicidios pasó de 8.24 a 22.47, un espantoso aumento del 173 por ciento.

Con el gobierno del priista Peña Nieto se pasó de los 26 mil del gobierno de Felipe Calderón a 36 mil 685 (aunque algunos medios manejan la cifra de 34 mil 655), un aumento de 10 mil homicidios anuales más, al final del sexenio. La tasa pasó de 22.47 a 29.27, un aumento del 30 por ciento.

Panistas y priistas aplicaron la misma “estrategia” contra la inseguridad. Y los datos nos muestran que pasamos de poco más de 10 mil homicidios anuales a más de 36 mil, en 12 años de aplicación de esa estrategia, con aumento en la tasa de homicidios de 8.24 a 29.27, un ¡aumento del 255 por ciento!

En esos dos sexenios se halla el verdadero aumento de la espiral de violencia en nuestro país. Es absurdo que los que hoy se escandalizan por un aumento del 2.6 por ciento en 2019, no se hayan escandalizado por el aumento de tasas del 173 o del 255 por ciento. Cinismo puro.

anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba