Articulistas

Diputados (as) electos (as), ¡basta de pendientes en derechos humanos!

El Código civil del estado solamente considera matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer pese a que leyes de otras entidades e incluso resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reconocen como matrimonio a la unión entre personas del mismo sexo.

El profesionalismo del periodista Fernando Duran de la Sierra y este medio de comunicación que grabaron, respaldaron y publicaron la declaración de la diputada electa Concepción Herrera Martínez sobre las uniones entre personas del mismo sexo, mostró la necesidad y la urgencia de realizar esta misma pregunta –evaluación- a todos los diputados y las diputadas electas para la LIX Legislatura y comprometerlos a legislar en la materia.

Los colectivos y las asociaciones en pro de los derechos humanos y el respeto a la comunidad LGBT+ tienen una oportunidad inmejorable para no solamente visibilizar este pendiente legislativo en la entidad, que tiene más de cuatro años, sino para insistir en la materia, cabildear con los diputados y las diputadas electas que entrarán a laborar a finales de septiembre. Y vencer así la resistencia o renuencia de poderes fácticos y actores de poderes institucionalizados.

No se trata de capricho u ocurrencia. Leer el artículo primero de la Constitución federal, la máxima ley del país, que clarifica la no discriminación por preferencia sexual y es el pilar del capítulo denominado “De los derechos humanos y sus garantías”, es suficiente para recordar y dimensionar que el Poder Legislativo de la entidad tiene pendientes con la comunidad LGBT+.

El Código civil del estado solamente considera matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer, pese a que leyes de otras entidades e incluso resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), máximo órgano e instancia del Poder Judicial, han señalado que esto debe ampliarse y no limitarse; es decir, reconocen como matrimonio a la unión entre personas del mismo sexo.

Cabe aclarar que nos referimos al matrimonio por la vía civil. Las celebraciones o los rituales religiosos están al margen de la afirmación y la redacción del párrafo anterior. Es importante recordar que en un contexto de democratización y vigencia de los derechos humanos, México es un país que desde el siglo XIX busca respetar la separación Iglesia-Estado.

Ni Braulio Guerra Urbiola, Luis Bernardo Nava Guerrero, Jorge Lomelí Noriega y los 22 diputados de la LVII Legislatura (octubre de 2012 a finales de septiembre de 2015) se atrevieron a entrarle en la materia; como tampoco lo han hecho los Eric Salas González, Antonio Zapata Guerrero, Mauricio Ortiz Proal y sus 22 compañeros de la LVIII Legislatura.

¿Qué pasará con los legisladores José Luis Báez Guerrero, Hugo Cabrera Ruiz, Paloma Arce Islas, Tania Palacios Kuri, Jorge Herrera Martínez, Fabiola Larrondo Montes y sus 19 compañeros electos para la LIX Legislatura? ¿La mayoría de las fuerzas políticas que tendrán representación en la Legislatura (PAN, Morena, PRI, PVEM, Querétaro Independiente) darán un paso al frente en derechos humanos y, por fin, legislarán los pendientes relacionados con la diversidad de preferencias sexuales?

¿Qué piensan al respecto cada uno de los 15 representantes electos vía de mayoría relativa y los 10 electos vía representación proporcional para la LIX Legislatura? ¿Los y las diputadas electas por la coalición Morena-PES-PT serán congruentes con defender los principios de la “izquierda” en su actuar legislativo?

La cifra de legisladores emanados de esta coalición (7, tres por la vía de mayoría relativa y 4 por la vía plurinominal) indica que no solamente están en condiciones de ser oposición digna a los intereses del Ejecutivo estatal, sino en plantear y defender, con firmeza, iniciativas de ley que corresponderían a partidos políticos que se proclaman de izquierda.

Es momento de insistir y exigir. Además de los nombres ya mencionados, considero importante, recordar a los 4 diputados y las 2 diputadas del PAN que lograron reelegirse para continuar en el cargo: Luis Gerardo Ángeles Herrera, Verónica Hernández Flores, Antonio Zapata Guerrero, Roberto Carlos Cabrera Valencia, José González Ruiz y Leticia Rubio Montes, que la ciudadanía les confió el voto a cambio de legislar para todos los ciudadanos.

No existió “falta de ética” del periodista

La frase “Es un control de la natalidad, pero también puedes llegar a la extinción de la humanidad”, expresada por la diputada electa Concepción Herrera Martínez sobre las uniones entre personas del mismo sexo, fue grabada en audio y analizada con calma por el periodista y parte del equipo de trabajo del semanario.

Se equivocó la diputada electa al querer minimizar o menospreciar el contexto y la entrevista concedida. No hubo “falta de ética”, sino profesionalismo y “nota”. Me consta que antes de publicar, en la redacción del medio de este medio, se analizan los alcances de la información, cómo se puede respaldar y cómo se obtuvo.

El mérito de Fernando Duran de la Sierra y Tribuna de Querétaro está en que la declaración, polémica por el trasfondo y el tono en las palabras de la próxima servidora pública, puso agenda en la mayoría de los medios locales. Portales informativos en la web, canales de televisión y estaciones de radio retomaron la entrevista, así como activistas en pro de los derechos humanos que criticaron a Herrera Martínez y solicitaron una disculpa pública.

Gracias a ello Concepción Herrera tuvo que reaccionar. Pero buscó la salida fácil en la lógica de la clase política y menospreció a un medio cuya periodicidad es semanal. Equivocación por partida doble. Tribuna de Querétaro y Fernando volvieron a mostrar que la entrevista no fue “una charla de café”, sino una conversación solicitada y grabada con todo el rigor periodístico.

Así, el profesionalismo y la ética periodísticos volvieron a visibilizar la pertinencia de los derechos humanos tanto en la legislación vigente como en la formación de la clase política.

 

@carloaguilarg

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba