Articulistas

El baboso

El baboso de la colonia cree ver a todo el mundo de la calle, y a veces se hace tonto para ver mejor, y lo único que no ve es que todo el mundo lo ve a él.

Nada como unas nalguitas, bien paraditas y llenitas. Siempre volteo a ver. Recuerda, cuerpo, yo también fui joven. Veo el paso del tiempo en mí mismo. Lo siento al ponerme los calcetines.

Del odio y la envidia sólo nos salva la admiración.

Tal vez el infierno sea recordar siempre todas las tonterías que hizo uno, las malas peleas, las feas discusiones, las horribles borracheras.

Uno escribe para sus contemporáneos, pero quienes nos leen, si es que nos leen, son extemporáneos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba