Articulistas

El PAN y las tarifas del transporte, otra vez

Se sabe que a los panistas no les gusta lo público (salvo para servirse de los puestos públicos que ocupan) y en el tema del transporte están entrampados pues de nada sirven los viajes de autoridades panistas a Europa si no comprenden o no quieren comprender o no les interesa entender cómo funciona el transporte público en los países europeos.

El 4 de agosto de 2009, el gobernador panista Francisco Garrido autorizó un aumento en las tarifas del transporte público. Hasta antes del 4 de agosto la tarifa era de 5 pesos, después de esa fecha aumentó a 6.50, un aumento del 30 por ciento.

Ese aumento fue totalmente injustificado, desde el punto de vista técnico, pues ya la consultora Transconcult había elaborado, en 2004, un Plan Integral de Transporte Colectivo en la zona metropolitana de Querétaro en donde, textualmente, se señalaba que “el usuario está pagando por el financiamiento y la operación de unidades que no se requieren. De contar con un sistema eficiente los usuarios tendrían una tarifa, a costos actuales, del orden de 3.50 por viaje”. En el momento de la elaboración del estudio, la tarifa era de 5 pesos, es decir, la tarifa ya estaba inflada de 1.50 antes del nuevo aumento a 6.50.

Pero ese aumento también fue ilegítimo pues para agosto de 2009 el PAN ya había perdido la elección por la gubernatura con el PRI.

En junio de 2010, en el Primer Simposio Universitario de Programas PNPC-CONACYT, el Ing. Israel Bucio presentó parte de su trabajo de su tesis de maestría en la que hizo un análisis de los costos unitarios y en la que demostró que, el costo de transportar a una persona en Querétaro era de 4 pesos (con 11.5 usuarios por camión) y que el costo de transportar a una persona de manera eficiente era de sólo 2 pesos (con 22.9 usuarios por camión). Con lo que se demostró que con la tarifa de 6.50, la ganancia, por persona, era de 4.50.

Los datos anteriores nunca fueron refutados por gobierno del estado pues nunca presentaron un estudio técnico de costos que justificara el aumento de la tarifa.

Hoy, seguramente, la tarifa de 11 pesos está también inflada pues sigue sin existir un estudio técnico que justifique ese precio.

En diciembre del año pasado, la mayoría panista en el Congreso Local (junto con cuatro diputados del PRI, uno del Verde y una de Querétaro Independiente) impuso que las tarifas del transporte público puedan aumentar frecuentemente, dañando de esta manera a la economía de gran cantidad de familias queretanas. Sólo se opuso la bancada de Morena.

Se sabe que a los panistas no les gusta lo público (salvo para servirse de los puestos públicos que ocupan) y en el tema del transporte están entrampados pues de nada sirven los viajes de autoridades panistas a Europa si no comprenden o no quieren comprender o no les interesa entender cómo funciona el transporte público en los países europeos.

Se trata de un transporte público eficiente. La clave es que está municipalizado, es decir, es un verdadero servicio público no se trata de las concesiones privadas que tanto les gustan a los panistas (y más si se ven directamente o indirectamente beneficiados con ellas). Es decir, en el transporte público europeo se privilegia el servicio y no el lucro.

Mientras las autoridades mexicanas no entiendan lo anterior, jamás podrán mejorar nuestro transporte a niveles europeos y las empresas queretanas seguirán pagando transportes privados para que sus empleados lleguen a tiempo a sus trabajos y los estudiantes seguirán llegando tarde a sus escuelas, lo mismo que otras categorías de ciudadanos que llegarán tarde a sus citas.

De ahí que renazca, por parte de los estudiantes universitarios, el rechazo a la actual tarifa de transporte y a la amenaza de aumentos frecuentes.

 

anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba