Articulistas

El teatro de la vida

Las tres preguntas capitales del teatro de la vida:

–¿Quién soy?

–¿De dónde vengo?

–¿A dónde voy?

Miro hacia adentro, medito, y repaso el largo y ancho camino de mi vida, y respondo claramente a mi conciencia, gracias al hombre de teatro David Olguín (‘Laberinto’, 738):

–Sin pausa y sin prisa voy hacia mi fin.

–Vengo de una familia común.

–No soy nada, salvo este puño de letras.

Aparte de eso, mi vida ha tenido muchos sentidos y todavía invento algunos, día tras día.

No soy un perdedor, pero tampoco un ganador.

Antes de dejar de ser, trato de ser coherente en mis contradicciones.

Pataleo y palabreo, y el sentido múltiple de los otros, el que sea, me entusiasma y enriquece.

Quiero limpiar la mesa y soltar amarras, pero no he podido.

Todo me engaña y todo me exalta y todo llama mi atención.

Sabiendo que es inútil todo.

Yo ya no subo, bajo.

Es mejor no saber, que saber, sin dejar de hacer.

II. En memoria de Víctor Manuel Cárdenas, historiador y poeta y amigo de mi generación.

Epitafio

Todo acto de consumación

exige reposo”.

–Víctor Manuel Cárdenas, 1952-2017… Amén.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba