Articulistas

Envejecimiento ¿fortaleza o debilidad?

El envejecimiento es un proceso que genera millones de dólares de utilidades a las empresas farmacéuticas, médicas y cosmetológicas, ya que cuando los hombres y mujeres perciben arrugas, verrugas, canas, manchas en la piel o cualquier otra manifestación evidente del proceso de envejecimiento, buscan remedios y están dispuestos a pagar el precio que sea por la fuente de la eterna juventud: tintes de pelo, maquillaje, terapias invasivas o alternativas, cirugías de rostro, pechos, vientre, nalgas y piernas, consumo de analgésicos, colágeno, entre otros.

¿Por qué se rechaza la vejez?, entre muchos otros factores porque se percibe que ya no se atrae a la pareja, que con la pérdida de aquellas piernas y brazos fuertes, el vientre plano, el rostro liso, el cabello de color homogéneo, la piel tersa, los labios voluminosos, los ojos brillantes, entre otras características físicas, ya no se es útil como hombre o mujer.

Para la sociedad de consumo, la vejez es la etapa fisiológica donde los seres humanos dejaron de ser útiles y productivos, la visión alternativa señala que es precisamente la edad adulta y la tercera edad cuando los individuos han logrado acumular una serie de atributos que no se pueden poseer en otros momentos de la vida, hablamos de la sabiduría, de la paciencia, entre otros.

Características que reconocidas correctamente, permiten a los seres humanos, pero sobre todo a las comunidades y grupos sociales, tener un referente histórico, una guía, un faro que permite iluminar el horizonte, para que las siguientes generaciones puedan caminar de forma segura.

Si hay acuerdo en lo mencionado en el párrafo anterior, estamos del lado correcto y además se pueden aprovechar ampliamente los beneficios que ofrece la naturaleza en sus plantas, hongos y animales con propiedades medicinales para contribuir a vivir una vejez productiva, sana y feliz. Por ello se mencionan a continuación algunas plantas cuyas características minimizan los cambios internos y externos generados por el envejecimiento natural y/o prematuro.

Gingko biloba, es la especie más emblemática para favorecer el correcto funcionamiento neurológico, incrementa el flujo sanguíneo hacia el cerebro, mejorando el estado de alerta, la memoria y la habilidad para concentrarse, el estado de ánimo, reduce la sensación de zumbidos en los oídos, los mareos y la ansiedad. Ginseng (Panax quinquefolius y Panax ginseng), además de favorecer la adquisición de oxígeno y nutrimentos a nivel celular, mejoran todas las funciones orgánicas, tonifica la piel y los músculos, ayuda a restaurar el apetito, la digestión y la energía sexual.

Equinacea (Echinacea sp.), posee propiedades antimicrobianas, ayuda a prevenir y tratar resfriados, gripa, afecciones virales, bacterianas y fúngicas, fortalece el sistema inmunitario. Ajo (Allium sativum), es un potente antibiótico y antiviral, reduce los niveles de colesterol y reduce la presión sanguínea. Gotu Kola (Centella asiatica), mejora la memoria y favorece la longevidad. Cardo mariano (Silybum marianum), protege el hígado de los efectos de los fármacos, el alcohol, las toxinas ambientales y todo tipo de sustancias nocivas que se ingieren en los alimentos y bebidas.

La menta (Mentha piperita), mejora la digestión, la angustia gastrointestinal, también contiene antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer, enfermedades cardiacas y otras afecciones asociadas con el envejecimiento. El sauce (Salix sp.), ayuda en el dolor de cabeza, de dientes, articular y otros dolores, previene ataques cardiacos y cáncer colorectal. Manzanilla (Matricaria chamomilla), es tranquilizador y anti-inflamatorio, ayuda en la artritis. Cola de caballo (Equitesum arvense), fuente insuperable se silicio, ayuda a reparar los huesos, cartílagos y tejidos conectivos. Café verde (Coffea arábiga), favorece la pérdida de peso corporal, el ácido clorogénico presente en el café verde tiene propiedades antiinflamatorias, útil en casos de reumas, artritis, tendinitis, bursitis y lesiones musculares, equilibra la presión arterial, reduce el colesterol. Evita el envejecimiento celular causado por los radicales libres.

La vejez no es una debilidad, es una etapa de la vida que correctamente aprovechada es una fortaleza individual y comunitaria, porque de los ciudadanos de la tercera edad se puede aprovechar su amplia sabiduría, consejos y toda una gama de beneficios inmateriales que contribuyen al desarrollo y la conservación del conocimiento tradicional, y por otro lado, haciendo uso de las bondades medicinales de las especies vegetales, fúngicas y animales, se les puede brindar una vejez digna y una etapa de calidad.

En El Ahuehuete, herbolaria se dispone de tratamientos naturales para reducir los efectos del envejecimiento y mejorar las habilidades y capacidades de los hombres y mujeres de la tercera edad. Más información en Niños Héroes 41 esquina con Matamoros, local 3, plaza del Vergel, Tequisquiapan, Querétaro. Cel. 442-3775127, elahuehuete.herbolaria@gmail.com, www.elahuehuete.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba