Articulistas

Estrategias de futbol en elecciones

¿Ya identificó qué estilo de juego posee el candidato o candidata de su preferencia? ¿Es lapuentista, lavolpista, “tuquista” o almeydista? ¿Acaso un híbrido o una mezcla de estilos?

La política y el futbol tienen similitudes, sobre todo si nos referimos al contexto de un proceso electoral. En un artículo anterior propusimos la analogía de un partido de futbol que se jugaría con 22 políticos en el césped, cada quien defendiendo los colores de un equipo que busca ganar la elección del 1 de julio para llegar a Los Pinos.

Pero no es la única similitud que existe entre el quehacer político electoral y el balompié. Mientras escuchaba las intervenciones de los comentaristas del libro de Danielopski (‘La geometría de la euforia’) la tarde del viernes 1 de junio en el CEART, recordé los estilos de juego que han distinguido a directores técnicos, a partir de la táctica y la preparación de los partidos.

Durante un proceso electoral, conformado por precampaña, intercampaña, campaña electoral y época de veda, los candidatos y las candidatas tienen a sus respectivos estrategas o encargados de la comunicación social, digital y mediática, que buscarán consolidar para obtener el triunfo.

También puede ser que los partidos políticos o coaliciones posean sus propios “directores técnicos” o encargados del ‘war room’, que a su vez mandan indicaciones a seguir en las líneas discursivas o diseño de mensajes para campaña de los diferentes candidatos del partido.

Si volvemos al tema de futbol, durante los últimos 30 años en México podemos identificar cuatro entrenadores que han dejado huella por el estilo de juego de sus equipos, que por lo general han ido acompañados de títulos, victorias y logros. Todos ellos han dejado escuela y han impreso un sello distintivo, la mayoría incluso en la Selección Nacional: Manuel Lapuente, Ricardo La Volpe, Ricardo ‘Tuca’ Ferreti y Matías Almeyda.

El lapuentismo tiene a la motivación y la sorpresa como dos de sus pilares en su estilo. Los aficionados al futbol todavía recordamos esos partidos en Francia 98; la Selección vs Bélgica y Holanda en el que a base de lucha, motivación y sorpresa se empató a 2 goles después de una desventaja. En Puebla y el Necaxa dejó previamente pruebas del estilo.

Por su parte, la época de Ricardo La Volpe como director técnico se caracterizó por su táctica, la capacidad de mejorar el parado durante el partido, así como el estilo de juego ofensivo y veloz. Dejó constancia de ello en el Atlas, el Toluca y la Copa Confederaciones de 2005. Los jugadores se identificaban con su estilo y contribuían al equipo.

Ricardo ‘Tuca’ Ferreti es un director técnico que prioriza la solidez defensiva, el buen parado de su conjunto y la “garra” de sus defensas y mediocampistas, para con sobriedad o pocas oportunidades al frente, sus oncenas obtengan el triunfo. Sin llegar a confrontarse con Lapuente o La Volpe, sus estilos sí observan múltiples diferencias.

Matías Almeyda es el último técnico que revolucionó el futbol mexicano. Dio un estilo al Guadalajara, sin contar con demasiadas figuras o jugadores de experiencia. A base de jóvenes y con una intensidad en la búsqueda de la portería contraria, su estilo trajo resultados al club durante casi tres años. Características: juego ofensivo, velocidad, tenencia de la pelota y juventud en sus filas.

Cada uno de los estilos descritos pudiera aplicarse a una campaña político electoral, con su debida dimensión y comparación.

Los estrategas de campaña tienen una variedad de opciones y herramientas con las cuales pueden utilizar en beneficio de sus candidatos o candidatas, que van desde las habilidades de oratoria hasta las encuestas, pasando por los ejercicios de debate, ‘jingles’ promocionales, conferencias de prensa, filtraciones periodísticas, discursos emotivos, errores o equivocaciones de los contendientes por el mismo puesto, empresarios, deportistas o figuras públicas afines al proyecto, entre otros.

Los candidatos y las candidatas a los cientos de puestos que votaremos el 1 de julio –presidencia de la República, 300 diputaciones federales por la vía uninominal, 64 senadores por la vía uninominal, diputaciones locales, presidencias municipales y cinco gubernaturas- tratarán de usar las herramientas, iniciativa propia, para con base en una mezcla de ofensiva, defensiva y creatividad, su proyecto sea el ganador entre las opciones que tienen los electores.

¿Ya identificó qué estilo de juego posee el candidato o candidata de su preferencia? ¿Es lapuentista, lavolpista, “tuquista” o almeydista? ¿Acaso un híbrido o una mezcla de estilos?

 

@carloaguilarg

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba