Articulistas

Feminicidios en México: lo que nos dicen los datos

De los 25 países con las tasas más altas (número por cada 100 mil), 14 se hallan en América; El Salvador, Jamaica, Guatemala, Honduras, Colombia, Bolivia y Bahamas con las más altas.

Qué bueno que en nuestro país, por el efecto Andrés Manuel López Obrador, se discute ampliamente sobre feminicidios, acoso, maltrato, violencia, violaciones y discriminación contra las mujeres. Durante los gobiernos del PAN y del PRI era impensable una cosa como esta dado el control “chayotero” de muchos medios de comunicación que metían en sordina exactamente los mismos datos y las mismas quejas que hoy amplifican, los cómplices y los omisos del ayer hoy hacen finta de escandalizarse.

Lo primero que hay que señalar es que, desgraciadamente, esta situación no es privativa de nuestro país, sino que forma parte de un fenómeno a nivel mundial. En efecto, el mapa de los feminicidios en el mundo del Observatorio Género y Equidad, de Chile, muestran que entre 2004 y 2009 el 17 por ciento de los asesinatos, a nivel mundial, correspondieron a mujeres, mientras que el 83 por ciento restante fueron hombres.

De los 25 países con las tasas más altas (número por cada 100 mil), 14 se hallan en América. Los que tienen tasas muy altas son El Salvador con 12, Jamaica con 11, Guatemala y Sudáfrica con 10; Rusia con 9; Guyana con 8; Honduras, Azerbaiyán, Pequeñas Antillas y Colombia con 7; Bolivia y Bahamas con 6. Los que tienen tasas altas (entre 3 y 6), son Lituania, Bielorrusia, Venezuela, Letonia, Belice, Kazajistán, Moldavia, Brasil, Kirguistán, Ucrania, Ecuador, República Dominicana y Estonia.

De acuerdo con datos de la CEPAL de 2018, hubieron más de 3 mil 500 feminicidios en América Latina, de los cuales 898 corresponden a México, sólo superado por Brasil donde hubieron mil 206. Sin embargo, los países que mantienen las tasas más altas son El Salvador, Honduras, Guatemala, la República Dominicana y Bolivia.

De acuerdo al último reporte “Violencia feminicida en México” de ONU mujeres, con datos de 2017, las defunciones femeninas con presunción de homicidio llevaban una tendencia decreciente en el período 1985-2007, mil 460 defunciones en 1985 contra mil 089 en 2007.

Pero a partir de la supuesta “guerra al narco” desatada por el panista Felipe Calderón, la tendencia se revirtió hasta alcanzar dos mil 772 defunciones en 2012, la tasa aumentó más del doble, pasó de 2 a 4.6. En el sexenio de Peña Nieto hubo una leve disminución en 2015, aunque volvió a aumentar hasta tres mil 314 en 2017 con una tasa ya de 5.2. El INEGI dio a conocer que al final del sexenio peñista se había llegado a tres mil 752 defunciones.

Hay diferencias regionales que deben ser consideradas, por ejemplo, las altísimas tasas de Chihuahua (gobernado por el PRI y por el PAN) en donde se alcanzó una espantosa tasa del 33.1 en 2010, la tasa más alta en el país en el período 1985-2017, Chihuahua se mantuvo con las tasas más altas en el sexenio de Calderón, 24.2 en 2011 y 14.4 en 2012.

Notables también los números en Guerrero (gobernado por PRI y PRD) al pasar de una tasa de 3.2 en 2002 al 11.1 en 2017. Tendencia también creciente en Guanajuato (gobernado durante 30 años por el PAN) que pasó de una tasa del 0.9 en 2004 al 6.8 en 2017.

Los estados con números muy preocupantes son el Estado de México (siempre gobernado por el PRI y con números ya alarmantes desde 1985 en donde se tenía una tasa del 8.3, la más alta en el país en ese año), Baja California, Baja California Sur, Colima (con una tasa del 19.4 en 2017), Chihuahua, Guerrero, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz.

Durante este período de notable incremento en los sexenios del PAN y del PRI los que hoy, aparentemente, se escandalizan, guardaron un silencio cómplice. No convocaron a paros ni se mostraban “compungidos” por el aumento atroz de la violencia creciente contra las mujeres.

anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba