Articulistas

La fuga de Oblatos. Sensaciones de la guerrilla

Entre bromas y lágrimas los exmilitantes reviven aquellos días de utopía; dirigidos de manera muy profesional y comprometida por los documentalistas.

El movimiento armado socialista en México y sus múltiples organizaciones político-militaristas o ‘guerrillas’, activas desde los sesenta hasta los ochenta, está repleto de episodios y estampas espectaculares. Momentos que por su propia naturaleza revolucionaria, han llenado páginas de tensión, tragedia, sueños, amargura, falta de memoria y memorias rojas, heridas, esperanza. Sensaciones materializadas en enfrentamientos con la policía y el ejército, persecuciones, secuestros políticos de alto renombre, ajusticiamientos, expropiaciones bancarias, mítines relámpago en fábricas, escuelas y mercados. Elementos para construir un llamativo guión cinematográfico.

Pues bien, este año se estrenó -y se presentó en Querétaro a mediados de mes- el documental ‘Oblatos, el vuelo que surcó la noche’, del director Acelo Ruíz Villanueva, que reconstruye uno de esos episodios: la fuga de Oblatos. Memorable acción de la Liga Comunista 23 de Septiembre en la que seis militantes, presos en la cárcel del barrio de Oblatos, en Guadalajara, Jalisco, protagonizaron una inverosímil y victoriosa fuga a principios de 1976. Hasta ahora, han sido pocos los documentales o películas que han retomado aquellos hechos, de por sí, tampoco es que en la literatura se encuentre una abundante y accesible bibliografía, pero en cuanto a documentos fílmicos se refiere, estos son aún menos:

‘Las Armas’ (2013) sobre la intentona del Grupo Popular Revolucionario de Arturo Gámiz y Pablo Gómez por tomar por asalto el cuartel militar de Madera, Chihuahua, punto de partida del movimiento; el documental ‘La guerrilla y la esperanza: Lucio Cabañas”’(2005) en la que se aborda el origen, desarrollo y fin del ícono de la guerrilla de Guerrero, líder del Partido de los Pobres y la Brigada Campesina de Ajusticiamiento; quizá la más conocida, la película ‘El violín’ (2006) ganadora de varios premios Ariel, en la que se retrata la represión del Ejército mexicano en la sierra guerrerense, zona de actividad de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria de Genaro Vázquez Rojas y el mencionado PDLP-BCA; el documental de la Comisión de la Verdad-Guerrero y el Canal 6 de Julio, ‘Guerrero: Memoria y Verdad’ (2016); el documental ‘Clandestino’ (2008) sobre la organización Movimiento de Acción Revolucionaria, cuyos militantes fueron entrenados en Corea del Norte; la serie-documental del mismo nombre, ‘Clandestino’ (2018) producido por la televisión pública de Guadalajara, en la que se trata, con muchos testimonios, de la lucha estudiantil que daría paso hacia la vía armada y que derivaría en la formación de varios núcleos revolucionarios y la formación de la Liga Comunista 23 de Septiembre, precisamente en dicha ciudad; el documental ‘Hombres de madera’ (2016) de la UAM, que sintetiza los planteamientos ideológicos de las y los militantes de la Liga; los poco difundidos documentales Alejandra o la inocencia de Vlady de la UACM (2017) y ‘No sucumbió la eternidad’ (2017) sobre la militancia femenina en la Liga Comunista 23 de Septiembre y la vida de sus familiares; si ampliamos el marco del impacto, está el documental ‘Trazando Aleida’ (2008) sobre la vida de dos hermanos que no conocieron a sus padres, desaparecidos durante la Guerra Sucia; ‘Rosario’ (2014) documental sobre Rosario Ibarra de Piedra, que aborda la labor de las madres de las y los desaparecidos de la ‘guerra sucia’, entre ellos, numerosos guerrilleros, incluido su propio hijo; la película ‘Cementerio de papel’ (2008) basada en una novela de Fritz Glockner, historiador especialista en el tema e hijo de un militante de las Fuerzas de Liberación Nacional (embrión del EZLN), donde se retrata el rol de la Dirección Federal de Seguridad en la guerra sucia, a través de su fondo en el Archivo General de la Nación, ex cárcel de Lecumberri. Dudo que me falten muchas más.

El trabajo realizado por Ruiz Villanueva y su equipo recupera de manera directa los testimonios de tres de los seis fugados -dos de los restantes murieron en combate y uno está desaparecido-; una militante de la Liga, también presa en Oblatos; el abogado que ayudó en los planes de la acción, sobre todo para introducir las armas; un obrero electricista que fue obligado por un comando de la Liga para cortar la energía en el justo momento -7:38 a 7:40 pm- en el que los seis militantes estaban por emprender el vuelo hacia la libertad en una, reitero, espectacular acción en la que sintetizaron meses de trabajo y planeación en tan solo dos minutos.

Entre bromas y lágrimas, los exmilitantes reviven aquellos días de utopía, dirigidos, me parece, de manera muy profesional y comprometida por los documentalistas, quienes logran colocarnos en el lugar y momento de los hechos y, del mismo modo, compartir aquellas sensaciones e historias que bien vale la pena experimentar con este documento que, no lo dudo, se convertirá en un referente audiovisual para el estudio u acercamiento al movimiento armado socialista en nuestro país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba