Articulistas

La UAQ no se detiene

Contextos difíciles para la educación superior pública. Por un lado, el tema presupuestal en donde no existe un plan de fortalecimiento financiero que dé suficiencia y certeza para el crecimiento de matrícula e infraestructura, ni para el desarrollo humanístico, ciencia y tecnología. Por otro lado, la contingencia sanitaria, que no ha permitido la recuperación total de las actividades económicas, sociales y educativas. Ante este panorama, varias reflexiones:

Primero, el presupuesto federal para universidades públicas tiene un déficit aproximado de 30 mil millones de pesos del 2015 a la fecha. Desde 2016 se redujo el incremento anual al piso de la inflación y para los años 2018, 2021 y 2022 por debajo de este parámetro, contrario al compromiso del presidente de la República. En este último caso, la inflación calculada por el Banco de México para el 2021 será del 6.8% y el incremento federal para las Universidades Públicas Estatales será del 3.75% además de que la mayor parte de los fondos extraordinarios concursables se encuentran sin recursos desde el 2018. Respecto al subsidio estatal para la UAQ, no se ha llegado el peso a peso que ordena la Ley General de Educación Superior en su artículo segundo, para el 2021 representó el 35% apenas con un incremento en el subsidio para ese año del 11.5%. Por ello la UAQ ha propuesto un incremento sostenido del 13% anual que permitirá lograr la meta del peso a peso en el 2027 y, con ello, fortalecer el crecimiento de nuestra universidad que se traducirá en más y mejores oportunidades para la juventud mexicana.

Segundo, el compromiso de la UAQ para atender todos y cada uno de los requerimientos de los organismos fiscalizadores. Conscientes de que la Autonomía no es un pretexto para no cumplir, si no que representa una mayor responsabilidad que nos motiva para ejercer con toda transparencia los recursos. Además, se trabaja en estrategias anticorrupción que nos permitan demostrar que cada peso en la UAQ está bien invertido. Siempre para y por la sociedad.

Tercero, ante la pandemia nuestra universidad no se detuvo. Durante estos últimos 20 meses hemos continuado con nuestras actividades académicas tanto presenciales como virtuales. Entre el 2020 y octubre 2021 se han emitido 6,145 títulos y nuestra matrícula incrementó en 2 mil estudiantes en los dos últimos años. El 82% de nuestros programas académicos de pregrado están acreditados como programas de calidad, así como el 56% de los de posgrado. El 99.6% de las y los docentes de tiempo completo en la UAQ cuentan con posgrado, el 75.4% tienen grado de doctor, el 73% tienen perfil PRODEP y el 43.4% son parte del Sistema Nacional de Investigadores. Hoy tenemos 17 campus funcionando en 13 de 18 municipios, 11 planteles de preparatoria y 5 espacios para construir nuevas instalaciones. Además de esto, ante la pandemia hemos respondido con acciones y propuestas puntuales para la atención de la salud de la sociedad a través de la ciencia y la tecnología. Es indispensable impulsar la colaboración académica con todos los sectores sociales para alcanzar metas tan importantes como el desarrollo científico, tecnológico, artístico y humanístico.

Nuestra universidad sigue avanzando en un camino empedrado y cuesta arriba movida por más de 30 mil corazones. No bajamos la guardia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba