Articulistas

Las Elecciones de Bolivia en 2019

No se dará la segunda vuelta; a menos que las protestas populares y la presión internacional, dobleguen al candidato ganador.

El pasado domingo 20 de octubre de 2019, se realizó la primera vuelta electoral en Bolivia y los resultados, conocidos hasta el cierre de edición de nuestro semanario, el 24 de octubre de 2019, colocaban a Evo Morales Ayma, del Movimiento Al Socialismo (MAS), en el primer lugar con más del 46.83 por ciento de los votos y el segundo lugar fue para Carlos Mesa de “Comunidad Ciudadana” (C.C.) con 36.70 por ciento de los sufragios; según los datos dados a conocer en la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares del Supremo Tribunal Electoral.

Habiendo contabilizado el 95.22 por ciento del total de los votos, con lo que ya no habría segunda vuelta, según lo explicita la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia, el ganador debería tener el 50 por ciento, más uno del total de los votos, o lograr una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo lugar. Esto último fue lo que sucedió.

Decía anteriormente en estas páginas de Tribuna de Querétaro que las encuestas favorecían a Evo Morales, indígena Aymara. Paralelamente, la oposición se presentó a estas elecciones generales con 8 candidaturas presidenciales y tendría la posibilidad, en caso de una segunda vuelta, de aglutinar en el viejo político Carlos Mesa del partido “Comunidad Ciudadana” (CC), (quien además fue vicepresidente en el período del depuesto “Goni” y luego Presidente) un candidato opositor unificado.

Sin embargo, a pesar de la queja de Carlos Mesa, sobre que se había organizado un fraude electoral y de la recomendación de la Misión de Observación Electoral de OEA; y que independientemente de los resultados se realizara la segunda vuelta electoral. Parece que, la diferencia superior al 10 por ciento a favor de Evo Morales, no se dará la segunda vuelta; a menos que las protestas populares y la presión internacional, dobleguen al candidato ganador.

Sorprende que ahora la OEA no dijo nada del golpe Militar contra Celaya en Honduras, ni se ha pronunciado sobre las denuncias en contra de Trump sobre la intervención de Rusia en las pasadas elecciones norteamericanas y las de Ucrania, en las que están en proceso en estos momentos en USA; pero señalé para el caso boliviano que, “independientemente de los resultados finales”, se realice la segunda vuelta electoral.

Tal fragmentación de la oposición, tanto de la derecha como de la izquierda (PDC, PAN-BOL y MIR, respectivamente), ha permitido que Evo Morales haya basado su campaña electoral en su constante presencia entre los bolivianos entregando viviendas y “cocinitas” (hornos), abriendo hospitales y escuelas, entregando recursos a las regiones indígenas, construyendo canchas de fútbol y básquetbol en las comunidades más apartadas. Inaugurando nuevos caminos y carreteras, lo cual tiene cierta ventaja sobre el resto de los candidatos, pero los efectos nocivos del fuego boliviano de julio a septiembre de 2019 en la Chiquitania, la huelga de los mineros de San Cristóbal estallada en agosto y finalizada en septiembre en la zona de Potosí, y las acusaciones de corrupción y clientelismo del partido en el poder; ciertamente han generado desgaste en las preferencias electorales por Evo Morales y molestia entre los electores; sobre todo en los departamentos de La Paz, Potosí, Cochabamba, Oruro y Santa Cruz.

Un elemento adicional en la situación de inconformidad con Evo Morales es la consulta sobre su cuarta postulación; misma que se realizó en febrero de 2016 con un resultado de 51 por ciento que votó por el NO, en tanto que el 49 por ciento optó por el SI.

Sin embargo, un Tribunal Constitucional indicó que Evo Morales podría participar; de lo contrario se afectaría su libertad y sus derechos electorales. Eso abrió la posibilidad de inscribirse como candidato presidencial para el período 2020-2025. Mientras tanto, Evo Morales ya es Presidente electo del Estado Plurinacional de Bolivia, pero la oposición derrotada y la OEA, como peón de USA, claman por una segunda vuelta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba