Articulistas

Las plantas de Yucatán, más allá de su valor turístico y estético

Las plantas de Yucatán no sólo poseen valor turístico y estético, sino, y sobre todo, representan una oportunidad para mejorar la calidad de vida de sus residentes y visitantes, conocerlas.

El Yucatán actual no es homogéneo; reúne en sí una vasta diversidad biológica y cultural, donde el mar, la costa, el manglar, la selva baja caducifolia y mediana se funden para ofrecer a sus pobladores alternativas para recuperar la salud del cuerpo y del alma, opciones terapéuticas probadas a lo largo de cientos de años por la cultura madre de esta tierra, la maya ancestral y sus descendientes, quienes, sin fobia alguna, abrazan junto a la plantas nativas, las introducidas y las naturalizadas.

Un breve vistazo a las plantas medicinales de Yucatán, vinculadas estrechamente con las creencias religiosas de sus pobladores, encontramos las siguientes: albahaca, usada como antibiótico, antihelmíntica y para tratar úlceras. Amores o mañanitas, para el estreñimiento, lombrices y llagas. Belem, dolor de cabeza, nervios y calentura. Buganvilia, tos, asma, bronquitis y disentería. Cempasúchil, problemas digestivos, respiratorios y oculares.

Dalia, bacterioestática, fungicida y expectorante. Hierba del cáncer, úlceras, quemaduras, afecciones de la piel. Hierbabuena, trastornos digestivos. Jamaica, afecciones renales. Jazmín, verrugas, salpullido y erupciones. Llantén, antiinflamatorio, analgésico, antihelmíntico, gastritis, úlcera. Maguey, lesiones de piel, caspa, seborrea, gota, artritis. Matalí, gastritis, mal de orín, dolor de cabeza.

Nardo, golpes amoratados. Nochebuena, mezquinos, fuegos, llagas, heridas, hinchazones. Nopal, hipoglicémico. Palma xiat, tos, anginas, bronquitis. Piña, estimulante gástrico, antiinflamatorio, antihelmíntica. Piñuela, tosferina. Ruda, estimulante uterino, antibiótico. Sábila, cicatrización, antibiótico. Tuya, verrugas. Vicaria, antibiótico, antitumoral. Yerba mora, antiparasitaria, anti-úlcera y anticonvulsiva.

Muchas de éstas plantas, si no todas, se distribuyen ampliamente en parques y jardines, escarpas y senderos, tanto de espacios urbanos y rurales, representando una oportunidad para todos y todas las personas que deseen aprovechar lo que, sin distingo, entrega la madre naturaleza.

Mirar y mirarse como ciudadano de esta tierra implica observar, conocer, aprender del entorno y de sus pobladores; sobre todo de los mayores, esos respetables abuelos, guardianes de una amplia sabiduría. Escuchar a los abuelos contar, una y otra vez, el cómo resolvían los diversos problemas de la vida sin grandes desarrollos tecnológicos, es una oportunidad para construir conocimiento y usarlo para transformar positivamente el entorno.

Las plantas de Yucatán no sólo poseen valor turístico y estético, sino, y sobre todo, representan una oportunidad para mejorar la calidad de vida de sus residentes y visitantes, conocerlas, estudiarlas y compartirlas contribuye a fortalecer el tejido social, la paz y el bienestar general.

El aprovechamiento de las plantas medicinales para recuperar y conservar la salud del cuerpo y del alma, representa además de un beneficio directo, la oportunidad de contribuir con la libertad y la independencia de los individuos y sus comunidades, pues ellas permiten emanciparse de la dependencia establecida con el consorcio médico-farmacéutico. Las plantas poseen poder para calmar el dolor, eliminar el estrés, la ansiedad, la depresión, las alergias, los cálculos renales y vesiculares, el estreñimiento, los quistes, momas y otras tumoraciones, entre muchas otras afecciones. También poseen capacidad para eliminar el susto, el mal aire, el espanto, la tristeza, entre otras dolencias del alma.

Junto con el uso, aprovechamiento y conservación de las especies y sus ecosistemas, es necesario preguntarse ¿por qué la enfermedad?, la respuesta se encuentra en el estilo de vida, en la ira y el enojo, la frustración, el deseo de poseer y controlar, en mantener un comportamiento alejado de aquellas enseñanzas del hijo del carpintero, vigentes hoy como siempre.

Más información: El Ahuehuete, herbolaria. 442-3775127 y 4141122560.  contacto@elahuehuete.com.mx; www.elahuehuete.com.mx. Local 108, Plaza Centenario. Col. Vistahermosa, Tequisquiapan, Qro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba