Articulistas

Las revisiones del SUPAUAQ y del STEUAQ del 2020

La Asamblea General Extraordinaria del SUPAUAQ escuchó y debatió que había diferentes razones económicas y políticas para esperar un poco más, dado que en ese momento estábamos a 10 días de la fecha límite para el estallamiento de la huelga, en caso de no llegar a un punto de conciliación entre sindicato y autoridades universitarias.

El sindicalismo universitario se encuentra anualmente en sus procesos de revisión salarial con la finalidad de actualizar la pérdida del poder adquisitivo que, en términos globales, desde el inicio del neoliberalismo (1982), el establecimiento de los topes salariales y los pactos de concertación para la productividad, esta caída se calcula en más del 80 por ciento.

Por ello, los incrementos normados por el nivel de la inflación anual, son absolutamente inferiores a las necesidades salariales de los trabajadores, entre estos los ingresos de los miembros de los sindicatos académicos y administrativos de todo el país.

Vale la pena señalar que cada entidad federativa cuenta por lo menos con una universidad pública, aunque en algunos casos son varias como en el caso de la CDMX, las instituciones de educación superior y de investigación que están establecidas, como la UNAM, la UAM, la UACM, el COLMEX, la ENAH, entre las privadas están la UIA y otras que también cuentan con organismos gremiales de defensa como la Escuela Normal Superior y de educación media como los colegios de Bachilleres.

En volumen, todo el sistema de educación superior aglutina a 3.6 millones de estudiantes, de los cuales más de 2.4 millones se encuentran en las Universidades Públicas y sólo un tercio, 1.2 millones, lo hace en universidades e instituciones privadas, por lo que el grueso de la enseñanza media y superior descansa en las universidades públicas; adicionalmente la investigación está referida centralmente, junto con la difusión de la cultura y el extensionismo a las universidades públicas.

En ese contexto, habría que considerar el financiamiento gubernamental, sea federal o estatal, como una inversión social, pues los estudios universitarios son un medio de movilidad social y de formación de líderes, de cuadros para las empresas, los servicios y para el mejoramiento social del país.

Hasta el momento de redactar estas notas, el SUPAUAQ, ya había celebrado dos asambleas: una de Consejo Consultivo, el día 18 de febrero de 2020, en la que había acordado de manera unánime proponer a la Asamblea General Extraordinaria del 19 de febrero, ya convocada por el Comité Ejecutivo con el punto único de “Votación de la Propuesta de la Revisión Salarial 2020” y que en la misma no se realizara la votación, sino que la Asamblea General Extraordinaria se declarara “Permanente”.

Independientemente de “La Línea” que los diferentes comités ejecutivos han lanzado, en su momento (a los asambleístas) me parece un tanto grotesco que no se cuidaran las formas y en todo caso, se hubiera convocado, como punto único; algo parecido a lo habitual que sería: “Análisis de la Propuesta de Incremento Salarial”, y sí procediere, aceptación o rechazo de la misma.

Afortunadamente, la Asamblea General Extraordinaria escuchó y debatió que había diferentes razones económicas y políticas para esperar un poco más, dado que en ese momento estábamos a 10 días de la fecha límite para el estallamiento de la huelga, en caso de no llegar a un punto de conciliación entre sindicato y autoridades universitarias.

Entre las razones económicas que valoró la Asamblea General son que, si la autoridad universitaria ya había hecho un ofrecimiento inicial del cuatro por ciento de incremento salarial al SUPAUAQ y hasta ese momento no era oficial para el STEUAQ (aunque circuló la versión de que si lo era), podría la UAQ, con un esfuerzo adicional ofrecer otro porcentaje superior, para ambos sindicatos.

En términos políticos, los participantes hicieron valer el principio de solidaridad, estrenando el artículo 13 de los nuevos estatutos del SUPAUAQ, con los compañeros del STEUAQ, que el día viernes 21 de febrero, tendrán su Asamblea General para dar a conocer el ofrecimiento salarial de la UAQ para sus agremiados y el paquete de las cláusulas del CCT que están modificando para mejorar sus prestaciones laborales.

Desde la perspectiva de la unidad y coordinación en los procesos de revisión salarial, para ambos sindicatos universitarios queretanos (y en la lógica de apuntar en la misma dirección) parece muy atinada la decisión de la Asamblea General Extraordinaria de declararse como “permanente” y esperar un ofrecimiento más significativo para llegar a una solución satisfactoria, tanto para el STEUAQ, como para el SUPAUAQ.

Por lo pronto, la UAQ anunció que el día 26 de febrero, a las 11 de la mañana en las oficinas de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje se realizará una nueva audiencia con el SUPAUAQ. Esperamos que, para esas fechas, el STEUAQ, ya tenga ofrecimientos sólidos, tanto en lo económico como en las cláusulas respectivas de su CCT.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba