Articulistas

Lozoya y los sobornos al PAN

No es exagerado pensar en una metáfora de un grupo de perros que esperan las sobras de una mesa.

Como muchos señalamos en su momento, la reforma energética impulsada por el PRI, en el sexenio de Enrique Peña Nieto y apoyada con entusiasmo por el PAN, ha sido un rotundo fracaso. Las promesas de inversión extranjera y de llegada de tecnología eran falsas y se sabía. Esta triste reforma terminó en que empresas petroleras extranjeras se apropiaran de gasolineras de Pemex (pues ni siquiera construyeron las propias) para vender gasolina mexicana a los mexicanos, algo que ya sabíamos hacer desde 1940. Esa reforma fue verdaderamente kafkiana pues hasta compañías de países que no tienen petróleo, nos venden gasolina a un país petrolero, como es el caso de la francesa Total y de la española Repsol.

Pero el destino les llegó a esos impulsores de la privatización de nuestros energéticos, a esos que impulsaron entregar nuestra enorme riqueza derivada de los hidrocarburos a extranjeros con tal de que esas empresas extranjeras les compartieran unas cuantas migajas. No es exagerado pensar en una metáfora de un grupo de perros que esperan las sobras de una mesa.

La novedad, con las declaraciones de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex en el gobierno de Peña Nieto, es que hubo una gran cantidad de sobornos a figuras panistas con tal de que aprobaran la reforma energética, en 2013.

Los nombres incluyen a actuales gobernadores panistas, que en 2013 eran senadores. Francisco Domínguez Servién nuestro actual gobernador de Querétaro; José Rosas Aispuro, gobernador de Durango; Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas; Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California Sur y Martín Orozco Sandoval, gobernador de Aguascalientes.

Algo en lo que habría que pensar es que si hubo sobornos para un senador queretano para que votara por la reforma energética, ¿no hubo sobornos para los otros senadores queretanos que también votaron a favor de la reforma? Nos referimos a la panista Marcela Torres Peimbert y al priista Enrique Burgos García.

Las declaraciones de Lozoya señalan también un soborno de 6 millones 800 mil pesos para el excandidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya Cortés, en 2013 diputado federal por Querétaro. ¿Fue el único legislador federal panista sobornado? ¿No hubo sobornos para los otros diputados federales del PAN que también votaron a favor de la reforma? Nos referimos a Marcos Aguilar Vega, Alfredo Botello Montes, José Guadalupe García y Raquel Jiménez Cerrillo.

¿Los sobornos sólo fueron para legisladores federales? Recordemos que 23 de los 25 diputados locales de Querétaro también votaron a favor de la reforma. ¿Hubo o no sobornos para los legisladores panistas que votaron por la reforma energética: ¿Enrique Correa Sada, Alejandro Delgado Oscoy, Alejandro Cano Alcalá, Apolinar Casillas Gutiérrez, Germán Borja García, Rosendo Anaya Aguilar, Jorge Arturo Lomelí Noriega, Guillermo Vega Guerrero, Beatriz Marmolejo Rojas y el actual presidente municipal de la capital, Luis Bernardo Nava Guerrero? ¿O sólo alcanzó para los de arriba y para abajo ya no salpicaron? ¿O votaron de a gratis o por convicción?

Ciertamente los panistas nos deben no una sino muchas explicaciones, pues son corresponsables del hundimiento en el que dejaron a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, son corresponsables que la balanza petrolera de nuestro país haya pasado de un superávit de 20 mil millones de dólares a un déficit de 4 mil millones de dólares, dejando un desastre en las finanzas nacionales.

 

anbapu05@yahoo.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba